El Tarot de Anandani

Elige tu tirada aquí

Las cartas resultan de gran ayuda para desenvolvernos de forma armoniosa en nuestro entorno. Es una herramienta para la meditación con la que llevo trabajando muchos años. Interpreto su mensaje  para transmitir al consultante el resultado/consejo con mi mejor intención desde el corazón. Mis tiradas pueden ser comentadas; se trata de que aquellos que compartan esta técnica puedan intercambiar ideas, combinaciones, impresiones…

Hago lecturas por e-mail y también en directo online. Para más información, pincha en contacto

Abstenerse consultas sobre temas de salud/ diagnósticos médicos.

Quiero aclarar que el Tarot nos puede mostrar un tema de manera ilustrativa, pero sin mencionar nombres o lugares y tampoco números de teléfono, fechas, horarios, loterías, etc.  No es un sistema adivinatorio sin más y no hay que tomárselo como algo determinante y definitivo.

Elige tu tirada aquí

Equilibrio de Chakras

Elige tu tirada aquí

Ejercicio diario de conciencia de chakras

Este es un ejercicio para que la energía fluya a través de nuestros chakras de forma natural y sin bloqueos, tomando conciencia de que están ahí. No quiero que se confunda con un ejercicio para el despertar la energía Kundalini, tema amplísimo, ancestral y muy interesante. Desde la antiguedad, el despertar de esa energía ha sido la meta del hombre; de hecho, se tienen que dar muchos factores para que ésta se mueva: sobre todo, mucha práctica y trabajo a partir de una base correcta; lo primordial es analizar desde dónde se hace, es decir, con qué intención; debe ser desde una actitud de renuncia. Desear un bello y joven cuerpo físico, una mente lúcida y clarividente, o directamente poderes paranormales interfieren y obstaculizan el verdadero propósito. Los esfuerzos empleados en la meditación y métodos específicos para esta “activación de la energía” mencionada, sin la condición de desapego, están predestinados al fracaso.

Pretender despertar La Kundalini, que está enroscada y dormida en nuestro primer chakra (coxis) sin una preparación para el alma (compasiva) y el cuerpo físico (que haga como vehículo limpio) es una pérdida de tiempo. Se necesitan muchas vidas para llevar esta energía de manera controlada al séptimo chakra (corona) y expandirla alcanzando así, el estado de “iluminación”. Aquel que lo consigue por las vías “correctas”, absteniéndose de recursos materiales externos como sustancias químicas, por ejemplo, seguramente viene con una práctica y aprendizaje acumulados en su alma durante experiencias previas vitales.

El que se disponga a hacer este ejercicio matutino, deberá estar libre de toda expectativa, y lo tomará como una práctica de visualización del color y del lugar correspondiente a cada uno de los siete chakras principales en nuestro cuerpo astral. Se da por hecho, que el practicante tiene unas nociones básicas sobre el tema y acepta la existencia de estas ruedas de energía que influyen en todos nuestros cuerpos y por lo tanto, en todo el organismo.

Llevar la atención a una zona específica del cuerpo, ayuda a sentir ese lugar en concreto sin tener que esperar a que “nos duela” para saber que está ahí. En la mañana, acudiremos al espacio en el que realizamos nuestras prácticas meditativas, y sino, un lugar tranquilo. Siempre en postura cómoda, llegado a un estado de calma mental, vas a conectar con la energía de tus chakras, es decir, con tu energía.

  1. El primer chakra está en el perineo, es rojo y su nombre es Muladhara. Éste te conecta con La Tierra y va hacia abajo. Es el chakra raíz. Pon toda tu atención en esa zona que está entre el ano y el comienzo del aparato reproductor y siente allí una espiral roja que avanza hacia el suelo, arraigándose y viceversa, uniéndote con el planeta. Imagina como la espiral se mueve lentamente al ritmo de tu respiración, asciende y desciende, y quédate allí un minuto.

  2. El segundo chakra está en la zona lumbar baja, en el sacro, es naranja y su nombre es Svadishthana. Ahora la espiral se formará a partir de su esfera naranja, hacia delante. Dibujaremos mentalmente otra espiral en la salida, hacia atrás. Una vez alcanzadas las dos imágenes mentales, las uniremos en movimiento suave y  empezaremos a sentir como una única espiral que danza al ritmo de la respiración, percibiendo como la energía naranja entra y sale atravesando esa zona baja vientre/ espalda lumbar. Quédate allí otro minuto.

  3. El tercer chakra está en la boca del estómago, es amarillo y su nombre es Manipura. La espiral parte de ahí y también lo atraviesa. Pon la atención en el lugar, siente la luz amarilla radiante y experimenta con la espiral entrando y saliendo en un movimiento armonioso en el plexo solar, como en los dos chakras anteriores. Permanece un minuto.

  4. El Cuarto chakra está en el pecho, es verde y su nombre es Anahata. Siente a la altura del corazón como un rayo verde lo invade y nacen ahora dos espirales verdes, una hacia delante de ti y otra por detrás de tu espalda, hasta convertirse en una donde fluye todo el amor. Percíbelo a la altura de tu corazón y disfruta de la entrada y salida de la luz de color al compás de tu respiración. Plena atención durante un minuto.

  5. EL Quinto chakra está en la garganta, es azul cielo/algo turquesa, y su nombre es Vishuddha. Vuelve a construir las espirales del color correspondiente entrando y saliendo por la garganta, sintiendo un ligero cosquilleo, abriéndote las cuerdas vocales y notando una sensación de apertura y alivio en la zona. 

  6. El Sexto chakra está en el entrecejo, es azul índigo, como el océano en la noche, y su nombre es Ajna. Lleva el color esférico entre las cejas, un poco más arriba y siente un agujero del que sale una espiral de ese color hacia delante y otro hacia atrás de tu cabeza. Quédate un minuto con plena atención.

  7. El Séptimo chakra se posa sobre la coronilla, es morado violeta y su nombre es Sahasrara. Toda tu concentración se sienta sobre tu cabeza. De repente empieza a abrirse un remolino que origina una espiral lila y sube hacia el techo del habitáculo, traspasa el tejado, se une al cielo, a las estrellas y al cosmos en general. Después de disfrutar tu minuto ahí, vuelve a recordar tu espiral en el primer chakra, y dibuja un remolino más estrecho que desde el núcleo de La Tierra atraviesa todos tus chakras por la médula espinal, la columna vertebral y asciende a lo más alto. Quédate el tiempo necesario con esa sensación de integridad y armonía tres minutos y abandona la práctica, volviendo a tu estado natural, relajado y en perfecto equilibrio para afrontar el nuevo día que se presenta para ti.

Agradece esta experiencia y recuerda,  si tú estás san@ y vibras alto, impregnarás a los demás con tu brillo. Somos luz.

Otra práctica más que nos ayuda a fluir, y también, como preparatoria para nuestros trabajos con Tarot

Elige tu tirada aquí

Especial Ankh Tarot Nefertari a partir del 16 de Septiembre

Elige tu tirada aquí

Con motivo de la incorporación de la famosa Baraja Nefertari(con la que llevo varios años) en mi web, adapto la tirada en forma de Cruz Egipcia a este valor de 5€ desde el 16 de Septiembre. Siempre he realizado esta consulta con esta baraja y así lo seguiré haciendo, al finalizar el período establecido volverá a su valor habitual (10 euros). Esta disposición de cartas ayuda a localizar posibles conflictos que generan una crisis y da una visión sobre cómo tratarlos y cómo evoluciona el asunto. También es una buena orientación para ver cómo actuar y qué perspectivas o sorpresas llegan ante una situación. El 15 de Noviembre se acaba, espero que lo disfrutéis pues  ¡no puede ser más accesible!

Pincha sobre la imagen y te contestaré lo antes posible (recuerda escribir correctamente tu correo electrónico). Tendrás tu lectura como siempre, en 24 horas una vez tramitada.

Anandani

 

Elige tu tirada aquí

Tarot Nefertari

Elige tu tirada aquí

Esta baraja está ambientada en el estilo de vida, cultura y religión del antíguo pueblo egipcio, pero no es el primero que se ha basado en esta gran civilización que se mantuvo unos 3000 años hasta su decadencia y completa caída en el 31 a.C al convertirse en provincia del Imperio Romano. El Arqueólogo Masón Antoine Court de Gébelin publicó un artículo en 1871 (en Francia) que relacionaba los Arcanos Mayores del Tarot de Marsella con la religión egipcia. También expuso su interpretación sobre la palabra Tarot: Ta →doctrina Rosh→ mercurio. Mercurio es Hermes para los griegos, el Dios de La Magia para los egipcios; Thot. Más tarde, Etteilla en 1795, convencido de que el Origen del Tarot estaba en Egipto en 2170 a.C, ideó su propia baraja (la actualizada ha sido utilizada en esta web) a partir de la originalidad de dicho Tarot, El Libro de Thot, pues a lo largo del tiempo se había deteriorado, mal gestionado y perdido información. Así la creó según su criterio, añadiendo nuevos datos y formas, convencido de que su obra era lo más ajustado a las 78 cartas primitivas. Afirmó que este trabajo podía usarse como herramienta para predecir el futuro, estudiar el presente y también analizar el pasado de una persona, lugar o situación. Etteilla tuvo muchísimo éxito a su edad tardía y post-mortem, dejando una Sociedad de Discípulos organizada y una gran serie de seguidores que a lo largo de los años han seguido en su línea, lo que le convierte en un personaje imprescindible en la evolución del Tarot y sobre todo, en cuanto a las variedades de barajas egipcias se refiere.

En 1909, el esoterista francés “Papus”, en una de sus obras hablaba, asegurando que tenía pruebas; documentos, de que otro gran maestro del ocultismo, Eliphas Leví, tenía intención (supuestamente) de crear una baraja basada en los monumentos egipcios expuestos en los museos occidentales (tras el gran “saqueo” que se ejerció en la época). El caso es que Leví tenía interés en en construir una baraja definitiva; completa, pero nunca la terminó. Dicho ésto, podemos hablar de Jean Baptiste Pitois, también llamado Paul Christian y discípiulo de Leví. Éste decidió dedicar gran parte de su experiencia vital a terminar el propósito de su mentor. Además de hacer una reconocida labor relacionando la astrología con el Tarot, hizo un gran trabajo simbólico con los Arcanos en “La Ceremonia de La Pirámide”. Un texto escrito por él que describía un ritual en el que el iniciado recorría un sendero por los conductos subterráneos de La Piramide de Keops. Esta parte me parece muy interesante, pues es cuando se da la idea de que el aprendizaje que tiene que realizar el ser humano, está en un camino ligado a los veintidós triunfos de una manera mágica donde se reconocía y se aceptaba lo que las ilustraciones transmitían. Sin embargo, ni en este capítulo, ni en su obra “La Historia de La Magia” (la cual está llena de connotaciones del libro de Hermes), Christian/Pitois hace una secuencia bien explicada donde cada ilustración tenga asociada su descripción correspondiente. Por lo tanto, más tarde es cuando el artista Maurice Otto Wegener “fabricó” las láminas con una técnica tipo “collage” fusionando las explicaciones de Christian e inspirándose en los monumentos de los museos europeos como se tenía intención desde un principio. Se llamaron “Las 22 Láminas Herméticas del Tarot Adivinatorio” París, 1896.

Sin dejar de fascinar esta cultura ya enterrada en nuestra sociedad occidental, siguieron apareciendo creaciones, algunas derivadas de Wegener como por ejemplo, el famoso Tarot Egipcio Kier de 1971, Buenos Aires, y la que os presento aquí.

Toda esta breve, escasa, y fácil introducción me deja explicar que en este océano infinito de barajas de Tarot, existe un apartado que agrupa los que están inspirados en la mencionada civilización egipcia y que yo muestro en este momento una de entre “muchas” con sus peculiaridades y diseños. Es por ello que me siento incapaz de nombrarla abiertamente “Tarot Egipcio”.

La baraja que presento está dedicada a una bella princesa egipcia llamada Nefertari, que vivió entre los años 1250 – 1200 a.C y fue esposa de Ramsés II, incluso su favorita. Las imágenes están inspiradas en los frescos que se han encontrado en su tumba y ha sido desarrollada entre el año 1997 y 1998 por la fanática estudiosa de este campo,  Silvana Alasia. Gracias a esta artista, disfrutamos de esta inconfundible y apasionante obra  egipcia “reciente”. La editorial es “Lo Scarabeo”.

Sus 22 Arcanos Mayores explican el viaje del héroe en su lado más espiritual y esotérico, y sus 56 Arcanos Menores nos muestran escenas diarias de la vida cotidiana con los personajes propios del lugar en aquella época. Ésto hace que este mazo sea muy fácil de comprender si ya tenemos experiencia previa con las barajas más comunes, pues sigue el mismo patrón que El Tarot de Marsella y escenifica los Arcanos Menores como Waite. Con esto no quiero decir que no se pueda empezar por ésta, es fácil y cada uno es libre de empezar por la que quiera. Además de la belleza que nos ofrece, sus colores, el fondo dorado (que alude al Sol, grandeza), la finura de las figuras, la exquisitez en cuanto a las proporciones, ese puro magnetismo…, nos invita a trascender más allá y a querer conocer la Simbología Egipcia aunque sea un poco, para entender más, descubrir y profundizar en este fascinante conjunto de “cuadros” en miniatura.

Los Arcanos Mayores y su simbología básica

He aprovechado a disponer tres grupos de cartas en la secuencia de los Arcanos de la imagen adjunta. Separando el Loco, la carta no numerada, tenemos 21 triunfos restantes en agrupaciones de 7.

El Loco:

Este personaje representa al héroe en su primer paso para adentrarse en el viaje. La inocencia hace de él un alma sin miedo, desatada de toda responsabilidad y ataduras, así se muestra, con ganas de avanzar y mirando a un gato que parece que no quiere que se vaya. El joven, le anima a que le acompañe. Aquí nos encontramos con este animal protagonista, un símbolo fuerte.

¿Qué valor tenían los gatos para los egipcios?

Sin duda, este felino era respetado y adorado por ellos. Fueron domesticados para cuidar sus cosechas, enfrentándose a ratas y serpientes, gracias a ellos se aseguraban tener sustento cada temporada. Eran la imagen de la protección del hogar, se convirtieron en un animal sagrado incorporados también al ritual de momificación. Fueron sustituídos por los perros para la caza menor, sobre todo con aves.

En el Arcano del Loco de las demás barajas, habitualmente se representa acompañado de un perro, el animal doméstico, fiel y de compañía, que le intenta atraer hacia atrás advirtiéndole de los peligros que le esperan, pretende “protegerle” de alguna manera. En el caso de esta imagen, es un gato/gata que acaricia al príncipe, probablemente sea Tutmosis III, que era demasiado joven para ascender al cargo y su tía y madrastra Hatshepsut se encargó de hacerse con la soberanía, además arrastraba el rango de “Esposa de Dios”. Cuando ésta murió, el príncipe por fin se pudo liberar de sus ataduras familiares y se convirtió en Rey único de Egipto. A partir de su reinado, ha sido cuando se han encontrado cada vez más gatos momificados con sus dueños en los sarcófagos. 

Bastet fue una de las más famosas Diosas gata, divinidad en la II Dinastía, pudiendo estar relacionada con la protección del difunto en su hogar del más allá.

El Mago:

En este caso, tenemos al Mago representado por su vestimenta como un príncipe egipcio maduro sentado de lado, sosteniendo la “vara mágica”, el basto y los tres elementos restantes, la copa, el oro y el puñal. Ahora él, con su vara de poder, tiene conocimiento para manejarlos y en base a su manipulación, con la iniciativa y la voluntad emprenderá lo que quiera. Pues con la fuerza que le viene de arriba, puede ejercer de forma perfecta en La Tierra. Tiene un cinturón con el emblema del disco solar, del Dios Sol que le capacita de alguna manera para ejercer esa conexión con el Ser Absoluto. Las imágenes de los cuatro elementos también están desarrolladas en base a  las escrituras jeroglíficas.

La Sacerdotisa:

A la que vemos representada de pie con un vestido de lino, tan fino que lo hace semi transparente, como un velo, es Nefertari. Es representada en las pinturas de su tumba con este vestido blanco y un “fajín” rojo donde los extremos de un nudo se muestran colgando por la parte de delante. Por sombrero lleva una especie de tocado con dos plumas altas y alargadas de halcón doradas (corona shuty).Es un tocado real, la que lo lleva se caracteriza por ser ” Grande Esposa Real”. El casco tiene forma de pájaro, en su conjunto, hace alusión a la Diosa buitre Nejbet. Aquí, Nefertari se muestra descalza. Ofrece con cada mano un cuenco de barro en diferentes colores, ¿será la sacerdotisa ofreciendo los valores secretos, la pócima? Al fondo también tenemos los pilares del templo, con los que nos encontramos en las variadas representaciones de este Arcano.

La Emperatriz:

Otra imagen de la tumba de Nefertari la tenemos en La Emperatriz. Esta vez sentada, cómoda y con un vestido que le descubre la mitad del cuerpo, ” sin velo” y con sandalias. Resguardada bajo un decorado dosel y más adornada con joyas que en la imagen anterior, se la ve reluciente, atractiva y relajada como es habitual en este triunfo del Tarot.

En la pintura original su cetro es ” Sekhem”  una de las fuerzas del espíritu divino relacionado con el akh, identificado con la luz, que ayudará a Nefertari en el más allá. Aquí es una pluma de avestruz de Maat. Nefertari posa la mano sobre un juego de damas típico egipcio, en esta obra la posa sobre la maceta de una flor de loto,  simbolizando la belleza, la alegría, el frescor, la naturaleza y la juventud. 

 

El Ankh es el símbolo más repetido, emblema del palo de oros en esta baraja. Su trazado es como una cruz, y significa “aliento vital”, es el suspiro de vida, la fuerza vital manifestada en agua y aire. Ansata de Atón. Está debajo de un triángulo, la trinidad que hace de nexo con un dibujo de unas trompas de falopio, parte del sistema reproductor femenino a modo de jeroglífico, mostrándonos la fertilidad de La Emperatriz, y el 3 como creación.

 

El Emperador:

Este Faraón porta un cetro doble. En que se semeja a un “gancho”; heka una fuerza del ser humano que se asocia con la magia y también con el ganado, el Emperador dirige a su pueblo y establece sus normas. El otro complementa esa fuerza, se relaciona con el Dios Osiris y su nombre es Nejbet, empelado en ceremonias. Este Rey se muestra acompañado del ” Udjat” Ojo de Horus y el Escarabajo Khepri, ambos símbolos muy fuertes en la civilización egipcia. También se observa que está entre dos columnas de formas rectas, probablemente los pilares Djed, que reflejan estabilidad y seguridad, con capiteles a modo de flor de loto egipcia.

Udjat significa “el que está completo”, su leyenda es parte del mito de la lucha entre el Dios Horus y Seth( dios del caos). Horus perdió el ojo, y Seth, que asesinó a Osiris (padre de Horus) perdió los testículos. El Dios Thot apareció para curarle el ojo, lo sustituyó por el Udjat, dotado de unas cualidades magníficas y vinculado con La Luna Llena, por ello cuando ésta aparecía, se hacía peligrosa. (No es la primera vez que se habla en mitología que durante la Luna Llena suceden casos del estilo, incluso hoy en día siempre se dice que es cuando hay más crímenes, violencia y la gente está más “guerrera” según las estadísticas). Este ojo se convirtió en un importante amuleto para protegerse de la magia negra y fuerzas malignas, aportando luz en la oscuridad.

Khepri es un escarabajo pelotero relacionado con el Dios que da su nombre. También de mucho peso en la simbología egipcia, representa la larga vida y el renacimiento. Como amuleto de protección hasta se colocaba sobre la momia haciendo de segundo corazón y así sustituir al verdadero en el Juicio de Osiris. Algunos ejemplares de este animal también fueron conservados.

El Hierofante:

Aquí tenemos la imagen del típico sacerdote egipcio con su vestimenta habitual y  tres cetros de poder. A los dos que tenía el Emperador, le sumamos el Uas, está presente en los ritos funerarios, es la dominación y  la potencia divina que necesitará el difunto en el más allá. La parte superior tiene forma de cabeza de animal y la inferior tiene forma de horquilla. Acostumbrados a ver dos discípulos a sus pies, en esta ocasión solamente vemos a uno. Es importante destacar que además de las flores de loto sobre los dos pilares del santuario, aparece la flor de papiro, con la cual se elaboraba el papel y por lo tanto donde se realizaban las escrituras. El Hierofante es el maestro de los misterios sagrados. Por su corona y ropajes, es Osiris, que daba esperanza al hombre hablándole de resurrección.

Los Enamorados:

La unión de estos dos personajes de figura masculina y femenina se une a un elemento importante que vuela por debajo de las caderas de ambos. Es una manifestación de Nejbet, en forma de buitre con el disco sol de Ra sobre ella, hace de protectora y es la diosa de los nacimientos, es como una comadrona. Quizás se la relaciona con este naipe como nacimiento del amor entre la pareja. Sostiene en el aire el Ankh, mencionado arriba.

El Carro:

Muy conocida esta representación del vehículo egipcio, utilizado en principio como transporte de combate, recuerda la marcha e independencia del héroe armado con arco y flechas. Lo más significativo de la imagen es que no se ven los caballos ni las riendas, pero se representan alrededor de su cabeza. El equilibrio de los opuestos de las esfinges de Waite, están aquí a cada lado de la mente del individuo contrastando también en los colores. Lo importante es que se le ve avanzando seguro y estable, pues con una mano dirige su carro.

La Justicia:

Esta carta representa la escena en el momento del juicio de Osiris. Probablemente sea Isis a la que vemos sosteniendo el Ankh con la mano izquierda y un nuevo cetro de loto con la mano derecha. Aparece Thot en la balanza, calculando el peso del corazón (la moral y la conciencia) del fallecido y comparándolo con el de la pluma de Maat, que significada la verdad y la justicia universal para todos por igual. En esta imagen se dicta sentencia, dependiendo de cómo te has comportado en vida, así renacerás en la muerte. 

El Dios Thot: Era el Dios creador de Hermópolis, también considerado Lunar y  Señor de la escritura, la palabra y el sabio pensamiento. Su cabeza en este caso se representa con la del ave ibis. Era el Maestro que iniciaba a los faraones y portador de los secretos. Hacía de intermediario, como un médium que podía entrar en el mundo de los vivos y y los muertos. Los herméticos griegos adoraban a Hermes, personaje mitológico helenista, alquimista, esotérico y metafísico entre otras cosas, y estaban convencidos de que era la representación del Dios Thot en la tierra y que traía mensajes divinos a los estudiosos. 

El Ermitaño:

Ahora aparece un principe que con un sutil velo blanco, se arropa ligero y se adentra en un camino de oscuridad. Aquí hay pocos elementos, se arma con un bastón y una luz que alumbra su paso. Es un tizón, un candil egipcio a base de cera de abeja y resinas que junto a paja o similar hacía de combustión para iluminar. De nuevo, el Ankh aparece en esta lámina, una manera de encontrarse con el principio de vida y la búsqueda de respuestas vitales en el viaje de introspección que hace el eremita. Está buscando respuestas.

La Rueda de La Fortuna:

La Rueda del Carro esta vez liderada por la Diosa Nejbet, haciendo en este caso de la Diosa Fortuna. Ella dirige desde arriba, con sus alas parece que no puede caer y como ave rapaz, se agarra fuertemente al contorno de la rueda. Gran aparición la del Dios Jnum, el alfarero con cabeza de carnero. El Dios de las aguas que circulaban por el mundo interno. Me lo imagino trabajando en un torno girando dando forma al barro, al lodo del Nilo para crear hombres. aquí destruye lo que está abajo y está conectado con la de arriba a través de la forma de su sombrero, con grandes plumas doradas. Era el creador del huevo primero, de donde salió El Sol y cada vez que creaba a una persona le dotaba del ka. El ka era uno de los elementos espirituales del ser humano y es la energía que posibilita la vida del cuerpo físico en el momento de nacer, incluso en los animales.

La Fuerza:

Antes de la domesticada y dulce diosa gata Bastet, existió su forma más temible y agresiva, Sejmet. Ésta era una leona fuerte y señora de batalla. Pero si se lograba controlar a la fiera, proveía de poderes más allá de la imaginación del guerrero, dotándole de una fuerza y control envidiables. Así, esta representación de Alasia, es prácticamente la misma, muy parecida a lo que vemos en el Tarot de Marsella.

El Colgado:

Lo que veo claramente en esta ilustración es un sacrificio. Se asemeja a una de las pinturas en las que aparece Ramsés II destruyendo a sus enemigos. Esta palabra es un aspecto fuerte del complejo significado del Colgado, y aquí un hombre con poder se dispone a golpear en la cabeza a un hombre joven arrodillado ante un altar. Sin indagar mucho en este tema, tengo entendido que los sacrificios humanos realizados por los egipcios fueron en una etapa temprana y corta, con la intención de que los sirvientes del difunto murieran para acompañar a los amos en el otro mundo, haciendo una vida similar a la que tenían.

El Halcón que tenemos arriba parece que tiene la potestad para que el amenazante actúe. Este animal simbolizaba el nexo entre las fuerzas celestiales y terrenales. El paso de un lado a otro. El significado de este animal Dios lo asocio al estado de pausa entre los dos mundos en la que el Colgado se encuentra sin estar “muerto”, una iluminación aún con el cuerpo físico “presente”.

La Muerte:

Sin duda, otra imagen más que repetida en la sociedad actual, el Dios de La Muerte Anubis, es muy reconocido por todos. Fue uno de los primeros dioses relacionados con El Más Allá en los textos de las pirámides. Estaba estrechamente conectado con el lugar donde se practicaba el embalsamiento y se llevaba a cabo la apertura de ojos y boca. En dicha ceremonia estaba el sacerdote Setem, que entraba en trance, se encargaba de encontrar el ka del muerto para devolvérselo y así hacer que el cuerpo, que estaba en estado de hibernación, recuperase los sentidos y despertase las partes de su ser.

La Muerte es el movimiento perpetuo de la creación, la renovación y la ascensión de todos los seres.

La Templanza:

Gran elegancia la de este Arcano. La Templanza en este caso es la Diosa Maat. Personifica el orden cósmico, la justicia, la verdad y la estabilidad que ha de estar presente en el mundo y en el cosmos. La armonía de la templanza siempre se ve amenazada por el exceso, ya sea del bien o del mal, ambos necesarios para lograr el equilibrio. Las dos fuerzas combinadas están en todo y en todos los dioses incluídos. Bien conservada se mantiene aún el fresco en la tumba de Nefertari mientras ésta es guiada por Isis en su sendero.

Se presenta arrodillada junto a otras diosas como Hathotr y Serket en las paredes que alcanzan la cámara funeraria. Silvana añade las dos vasijas de barro, que conectan con las imágenes del Tarot de Marsella y otros Tarots.

El Diablo:

Dos jóvenes se arrastran a cuatro patas en la casa de Sobek. Uno está entre sus piernas delanteras y avanza a la derecha sin que se ejerza violencia sobre él, y el otro, a otro nivel más bajo del agua se mueve hacia la izquierda. Parece que no quieren hacer mucho ruido para no despertar al Dios cocodrilo, que parece una estatua en esta lámina, está estático. También calificado como un demonio del más allá en su perfil maligno, puede llegar a ser bastante peligroso, aunque no todas sus leyendas cuentan que sus actos siempre fuesen negativos.

A veces se le asocia con Seth y otras con Osiris. Sobek era el Dios de las aguas y la vegetación. Los cocodrilos para los egipcios eran animales muy importantes y respetados, pues cuidaban de su gran fuente, El Nilo, de cualquier invasor externo no bien recibido. Eran adorados, a veces momificados y hasta se puso su nombre a una ciudad de Egipto. Ahora bien, este animal refleja los instintos más primarios que arrastran consigo estados emocionales que hacen que no nos reconozcamos cuando caemos en esas aguas, cuando entramos en lo profundo. Sólo dándonos cuenta de éste tipo de situaciones y planteamientos, saldremos de nuevo, cuanto mejor lo aceptemos, menor impacto generará el rayo de La Torre.

La Torre:

Cada vez que observo esta imagen me vienen a la mente las diferentes fotografías que los múltiples medios audiovisuales nos ofrecen sobre los obeliscos egipcios. Desde el que luce en La Plaza de La Concordia de París (construído en su momento bajo la orden de Ramsés II, tercer faraón de la XIX Dinastía y esposo de Nefertari) cuya pareja gemela sigue en las puertas del Templo de Luxor, hasta el inacabado obelisco de Asuán, éste posiblemente pretendía ser el gemelo del del Templo de Amón en Arnak, que se encuentra actualmente en Roma en La Plaza de San Juan de Letrán. El más alto de los que se mantienen. La explicación de por qué la exposición de monumentos de religiones ajenas como la egipcia en lugares sagrados de Europa está relatada en los libros de historia, también los métodos costosos de traslado por mar. A mí, lo que verdaderamente me hace reflexionar sobre el trabajo de Silvana en este triunfo es:

¿Es éste obelisco el más alto de todos y se ha roto o es que por algún incidente no se pudo acabar como el de Asuán que iba a adquirir la misma altura? ¿Es el ansia de alcanzar el cielo y la gloria corruptible por el ego? ¿Es acaso el difícil y meticuloso transporte el que afecta el resultado? ¿ Un naufragio de expectativas? A diferencia del Tarot de Marsella, aquí no se lanza nadie al vacío, intentan colocar ” La Torre”, hacerlo mejor para la próxima; tampoco son dos personajes, son tres, dos empujan y uno dirige. El control del orgullo caído.

La Estrella:

Como en los demás Arcanos de La Estrella, nos topamos de nuevo con una figura femenina desnuda sobre aguas tranquilas. El efecto logrado del papel dorado en esta escena prevalece por encima de toda ella. Esta joven no lleva cuencos ni juega con el líquido regenerador, en cambio, sostiene dos plumas de Maat en cada mano con una simetría perfecta. A destacar El círculo solar sobre la cabeza, que hasta ahora, no se había manifestado en esta magnitud. A cada lado se aprecian dos cobras, de igual tamaño y expuestas también de forma simétrica mirado en direcciones opuestas.

Imprescindible mencionar a la Diosa Uadjet (con la que este animal se relaciona) que junto a Nejbet se encargaban de la protección de la parte Norte y Sur de Egipto y sobre todo del faraón (Las Dos Señoras). Uadjet es “La Señora del Cielo” “La Vigorosa”, es la fuerza de la fertilidad del suelo y  el agua, esta vinculación le atribuyó el poder de la regeneración. También llamada “La Verde”, color de la esperanza y la sanación. 

Las doce horas de la noche se asocian a cada estrella, y éstas a cada guardián del cielo. También acompañaban al difunto junto a Ra en su camino al Mas allá. Aquí se dibujan once estrellas, ¿Será con la esfera solar de Ra que se completa hasta alcanzar las doce? También es bueno recordar que la observación de las estrellas por los egipcios, la astronomía, les dio pie a crear el calendario para encajar sus festividades religiosas y controlar las crecidas y bajadas de las aguas del Nilo, entre otras cosas.

La Luna:

Esta versión de La Luna es muy similar a la del Tarot Egipcio de París en 1896. Tenemos las dos pirámides en vez de las dos torres como es habitual, pero solamente cambian los elementos, pues el significado es el mismo. Las torres, murallas, puertas, etc lo que hacen es proteger o separar un lugar de otro. En el caso de La Luna, es la puerta a lo sagrado, a otro plano. Las pirámides también lo son, son elementos que protegen un espacio divino. y de hecho, en ellas se dibujan las dos puertas. El pasillo del medio está iluminado por la luz del astro, asociado al Dios Jansu, representado con un disco blanco sobre la cabeza, en ocasiones con forma de halcón. Alejaba a los malos espíritus y era curandero. No es la primera vez que se interpreta la energía de la luna como un baño de luz sanadora. Se repiten los guardianes caninos, el lobo y el perro (Anubis) pero Silvana no menciona al cangrejo con el cual sí cuenta el mazo de 1896, que representa el espíritu “perezoso”. Nunca se me olvidará la expresión tan sabia de una tarotista conocida ya con muchos años a la espalda que decía: ” Ay… anda que para mover a un cangrejo la fuerza que hay que tener!”.

El Sol:

Uno de los dioses más famosos y de prestigio e importancia es el Dios Ra, Dios Solar, padre de los faraones y de la vida. Durante el Reino Antíguo fue el más poderoso y el padre de todos los dioses. Ilumina  La Tierra durante el día, cuando sale por el este es un escarabajo y cuando se pone en el oeste es Atón. El Disco Solar protagonista es la manifestación de Atón, descendiendo con sus rayos, sus manos a la Tierra, es el espíritu que la alentaba. El Culto a Atón tuvo mayor importancia durante el reinado de Amenofis IV , que se fue a 300 km de la ciudad de Tebas, se cambió el nombre por Akhenatón, culto a Atón, y estableció una religión monoteísta dejando de lado el firmamento de los demás dioses. Después de esta herejía, al morir en 1354 a.C, Nefertiti, la que era su esposa, fue haciendo lo que pudo hasta que el clero defensor de Amón y demás divinidades, reorganizaron la anterior devoción y rompieron con la idea de Atón como Dios único. ¿Será el de esta lámina Akhenatón, el faraón sin corona y sin ropa que se muestra sólo y abierto a la luz de Atón?

Amón, también con origen en el Reino Antíguo había tomado mucha importancia al final del primer período intermedio, asentándose en Tebas . No se representaba con forma animal o humana, más bien con formas abstractas. Incluso, se le nombró “Señor de los Oasis”. Los humanos no podían verle, solamente sentirle, y fue uno de los más importantes del panteón egipcio a partir del Reino Nuevo sobre todo. Su nombre significa “lo oculto” y acabó fusionándose con Amón-Ra.

El Juicio:

En este momento ya es cuando se traslada el cadáver de Nefertari, después de iluminarse con el Sol, ya embalsamado, momificado y ritualizado. Bajo las alas de Maat y el Disco Solar, un sacerdote lleva con suavidad el sarcófago de nuestra Reina. A diferencia del arcano de La Muerte, aquí en El Juicio va camino al renacimiento, al despertar que se hará completo con El Mundo, en pleno gozo con el Cosmos. Aún dudo de la compañía de la imagen ¿Será la propia alma de Nefertari la que mueve su cuerpo? ¿ Un ángel? Sea o no, Silvana me hace reflexionar al respecto…

Una observación personal, es que en estas últimas cuatro cartas (La Estrella, La Luna, El Sol y El Juicio) en especial, la mitología se muestra de una manera física más sutil en la simbología, quizás es porque esta parte del camino carece de densidad, es más liviano y los aspectos y formas materiales se han ido quedando en pasos anteriores.

El Mundo:

Aquí indiscutible la imagen de las pinturas egipcias originales, la Diosa Nut, “La Grande que parió a los Dioses”, creadora del Universo, los astros, y Diosa del Cielo. La bóveda celeste, con origen en la antigua Heliópolis. Aquí la madre Nut envuelve todo en un huevo cósmico. Los cuatro elementos se presentan a modo de cuatro grupos de jeroglíficos a cada lado de la mujer que danza en dentro de la aureola. Sus brazos abiertos y extendidos a modo de cruz ansata se asemeja al estilo del Mundo de Marsella por la postura simbólica. Aquí la unión con todo lo que existe se cumple, el concepto de multiplicidad se reduce a uno, y se acaba un ciclo para empezar otro con El Loco.

Aún encuentro confusiones online entre la Reina Nefertari de la Dinastía XIX, esposa favorita de Ramsés II (con el que jugó un papel influyente a nivel sentimental y político) y la Reina Nefertiti de la Dinastía XVIII (período de máximo esplendor faraónico) y Gran esposa de Akhenatón. Siempre acompañaba a su marido faraón y era representada en la misma magnitud, también con la doble corona, lo que hace considerar que fue la segunda reina-faraón después de Hatshepsut. 

Lo importante y relacionado con este trabajo, es la preciosa tumba que le hizo Ramses II a Nefertari, la tumba más célebre del valle de las Reinas, descubierta en 1904, y la que se inspira estas cartas.

De entre toda la baraja estuve buscando alguna representación de Nefertiti y la encontré en la Reina de Copas. Tal fue la importancia de esta mujer y revolucionario cónyuge, que se hicieron las primeras pinturas para recordar las escenas familiares entre el faraón, ella, y sus hijos. Ese diseño que muestra tanta dulzura que plasma Silvana, es tal cual recogido de una piedra caliza tallada que revela momentos íntimos y relajados de la vida de los faraones, elaborados con gran sutileza bajo el disco solar de Atón. La belleza de Nefertiti junto a sus capacidades como gobernante sellan su historia. El Busto de Nefertiti (encontrado en Amarna en 1912 por un arqueólogo Alemán) nos enseña ese esplendor, y visitarlo es una experiencia mágica.

Esta entrada ha sido elaborada con el mayor cuidado posible a través de la propia observación e investigación para conocer más esta baraja. Sin conocimientos de egiptología, y sin pretender mostrarme como entendida (pues solamente soy una curiosa), espero que sirva como método de reflexión y ayuda a la intuición propia para trabajar con estas cartas. Sinceramente, muchos hablan de este mazo, pero no he encontrado ningún texto que lo analice, por ello me tomé el gusto y la libertad para hacer algo parecido desde mi propio punto de vista, lo que hace mucho me sirvió como experiencia enriquecedora y que comparto ahora, concediéndome una profunda alegría.

Elige tu tirada aquí

Ejercitando Los Ojos

Elige tu tirada aquí

¿Sabías que existen ejercicios físicos con los ojos para mantener una vista sana y fuerte? ¿Y que la práctica regular de los mismos los prepara para desarrollar la visión aural?

Si aún no los conoces y quieres probar, este texto te puede interesar:

Para una práctica completa y beneficiosa, se requieren al menos diez minutos. Antes de empezar, se necesita construir un estado de paz y concentración.

1. Siéntate sentad@ en tu postura habitual de relajación o meditación. Espalda derecha y cuerpo cómodo. Realiza unas respiraciones profundas, lentas y aléjate de la mente dispersa. Lleva toda tu atención a cada paso. Si estás con la respiración la llevas a ella, después con los ejercicios del cuello, la enfocas en cada movimiento.

2. Relajar el cuello también es importante, solemos acumular mucha tensión esa zona. Primero muévelo hacia delante y hacia atrás, luego de izquierda a derecha bajando la oreja hacia su hombro correspondiente, y finalizas empezando desde delante con la barbilla en el pecho haciendo rotaciones hacia un lado y después empiezas por el otro dibujando algo parecido a un círculo. Con tres veces por cada lado es suficiente. Muchísima suavidad y lentitud, atención plena y si hay molestias o mareos, parar inmediatamente. Cuidado si hay problemas de cervicales, abstenerse de hacerlo.

3. Después aflojas los hombros girándolos hacia delante y hacia atrás, y también pones la atención en ese movimiento circular. Luego hacia arriba y hacia abajo, encogiendo y soltando. Cinco veces cada serie.

4. Acostumbrados a mover el cuello cada vez que algo se nos escapa de la vista, y a mantener la mirada fija en las lecturas o el ordenador, nos olvidamos de que los ojos necesitan moverse. El movimiento bien hecho, es salud, y el estiramiento de los minúsculos de los ojos también es salud para ellos. Sin mover para nada la cabeza, y con la mayor lentitud posible (cuanto más despacio mejor) se hace así:

  1. Mirar hacia arriba y hacia abajo cinco veces.

  2. Mirar al extremo derecho y de ahí, llevar la vida a la extremo izquierdo cinco veces.

  3. Como en una diagonal, mirar hacia arriba a la derecha hasta abajo a la izquierda y viceversa cinco veces en cada sentido.

  4. Llevar la mirada hacia arriba y dibujar un círculo empezando por la derecha, hacerlo cinco veces, y luego en el sentido contrario otras cinco veces.

  5. Estirar el dedo pulgar a la altura de los ojos, fijar la vista ahí, después a la pared o fondo de manera alterna cinco veces.

Para finalizar, darse calor en las palmas de las manos frotándolas y después se apoyan en forma de cuencos sobre los ojos para relajarlos.

Hasta aquí sería un ejercicio perfecto para los órganos de la vista (yoga para los ojos) muy recomendable para todo aquel que quiera hacer esta “gimnasia” de mantenimiento. Si esta rutina es acompañada de los que se explican más adelante, se dice que ayudan en conjunto a desarrollar la visión aural. Está claro que unos ojos sanos y fuertes harán que la otra fase se desarrolle más fácilmente.

¿Qué es el aura?

Todo lo que existe, está en contínuo movimiento (los animales, las plantas, los minerales…) Todo el Universo es justo una vibración; cada partícula, cada átomo, incluso cada pensamiento. El aura es una envoltura energética que parte de nuestro centro y nos rodea, y tiene varias capas. Es luminosa y vibracional e irradia cualquier cuerpo. Se extiende en todos los sentidos a una distancia corporal de unos 45 cm aprox.

Es energía alrededor de cualquier elemento vivo y cambia constantemente. Los objetos también tienen su propia aura aunque es fija y suele ser menos intensa (una maceta, un mueble, un cuadro…) La primera capa es la que el hombre empieza a percibir, ver y sentir, porque es la más ligada al cuerpo físico. La cámara Kirlian puede fotografiar el aura y sus diferentes capas, aunque no seamos capaces de verlas o sentirlas, existen y está comprobado. Para estudiar las siete capas al completo se necesita un trabajo muy intenso y de gran dedicación, pues no está al alcance de cualquiera. De hecho, pueden variar sus colores y la intensidad de los mismos, los lectores del aura pueden reconocer aspectos de la persona que ni ella misma conoce.

Este tema es muy amplio y fascinante, y existen numerosos libros dedicados a ello. Me limito en este apartado a lo que es la búsqueda de cómo prepararse física, emocional y mentalmente para desarrollar capacidades que todos tenemos dentro y que todos somos capaces de hacer. Simplemente que tenemos muchas facultades “desentrenadas”. Lo más importante es la paciencia, la perseverancia y la “ no espera de expectativas”, porque este tipo de habilidades van surgiendo, y cada persona es un mundo. Independientemente de la historia tradicional del aura, de los eternos debates trascendentales, de las experiencias ajenas y de los conocimientos científicos, la experiencia de uno mismo se lo merienda todo, no hace falta aprenderse todo lo que está escrito, para eso está, para consultarlo cuando nos sea necesario. Es mejor un gramo de práctica que toneladas de teoría (y eso lo ha dicho mucha gente bien preparada, hasta es una frase hecha para mi).

Una vez realizados los cuatro pasos anteriores durante seis días consecutivos, los unimos a los siguientes:

5. Ahora que ya se siente el cuerpo más suave, la mente debe acompañar, lo mejor es poner la atención en la zona del entrecejo y sentir que la respiración, sin controlarla ni forzarla, es decir, el proceso natural de la misma, se siente que el aire entra al inspirar por el entrecejo y sale cuando se expira. Poner la atención en ese punto de luz imaginario que tenemos entre las cejas, en la parte baja de la frente, durante cinco minutos.

6. Alcanzado este estado de plenitud y sosiego, tumbarse en el suelo boca arriba con una esterilla, mantita en el cuello y cabeza (para que no sea tan alto como un cojín) y otra para taparse, o sino, a la cama directamente. Piernas y pies separados en línea con los hombros y brazos separados del cuerpo, flojos y manos con las palmas hacia arriba, como la postura de cadáver (savasana).

  1. Primero, cerrar los ojos durante un par de minutos sin forzar.

  2. Abrir los ojos y llevarlos a la punta de la nariz, que se haga sin dolor y sin tensión, cuando esto ocurra, finaliza este paso. Lo mejor es aguantar un ratito, pero lo que se pueda.

  3. Volver a cerrar un par de minutos. Relajarse y sentir que el peso de la cabeza atraviesa la zona de apoyo (cama/suelo), el cuerpo queda muy flojo.

  4. Abrir de nuevo y llevar la mirada arriba del entrecejo, un poco más arriba de éste. Aguantar allí lo que se pueda sin tensión.

  5. Cerrar para descansar.

  6. Abrir y llevar la mirada al rabillo del ojo derecho, como si quisieras verte la oreja derecha sin mover la cabeza. Aguanta lo que puedas disfrutando del ejercicio.

  7. Descansar con los ojos cerrados dos minutos más y repetir lo mismo hacia el lado izquierdo.

  8. Cerrar los ojos, frotar las manos para conseguir calor y ponerlas sobre los párpados en forma de cuencos. Quedarse así cinco minutos y salir de la postura de lado, despacio. Una vez sentados, permanece allí unos minutos antes de levantarte de golpe.

Trabajar la Visión Periférica:

Todo lo anterior, prepara para este paso. Perfecto trabajo para meter aquí las Cartas del Tarot. Si hay algo que me relaja es jugar a la visión periférica con los Arcanos Mayores, a veces veo elementos de la lámina que aún no había descubierto, o les encuentro significados diferentes. Todos las prácticas que explico en este blog, son para preparar nuestra energía, nuestra aura, nuestro ánimo, etc buscando el equilibrio en todos los planos y desarrollando la sensibilidad y la intuición. El trabajo con el Tarot despierta muchísimo la sensibilidad de nuestro ser.

Necesitarás una silla si prefieres, y sino en el suelo y dos naipes, los que más te gusten. Cada uno se sujeta en cada mano a diez centímetros de la cara y a la altura de los ojos. Mantener la vista en ellas. Ir separando cada brazo hasta el límite de visión (a la altura de los hombros más o menos). Seguir la vista en ellas pero sin mover la cabeza / cuello lo más mínimo. Tampoco se pueden mover los ojos. Se trata de captar los detalles de cada una, primero con la atención sobre la que sujetas con la mano derecha, y luego sobre la de la izquierda pero sin mover los ojos ni la visión para nada.

Este ejercicio es fundamental para desarrollar la visión aural,entre otras cosas, pues incluso es fantástico para los deportistas por ejemplo. Ellos la tienen muy desarrollada porque están acostumbrados a ver venir el “peligro” del contrario, esos reflejos con el balón. Aquí se puede decir que existen dos tipos de visión, la central (cuando lees) o la perfiférica (cuando haces que lees pero estás pendiente de lo que pasa en tu entorno). El médico llama conciencia periférica a la que recibe los datos recibidos por la visión periférica sin tener enfocada la vista en ese punto en concreto. Se puede practicar en el autobús, mirando la nuca del de en frente pero atendiendo a todo lo que pasa a tu alrededor, en casa mismamente, mientras estás sentad@ en el sofá puede parecer que estás viendo la tele pero estás pendiente de las paredes de los lados…

¿Cómo es el Aura?

El aura es como un pequeño contorno fino y luminoso alrededor del cuerpo. Cuando tengas controlada la visión periférica, prueba con tu carta de Tarot favorita, y trabaja con ella, también tiene su propio aura. La colocas a la altura de tus ojos a una distancia de un metro más o menos, apoyada en un atril o alguna herramienta que tengas en casa y la observas durante unos minutos con el foco de visión en el centro. Sin darte cuenta, verás un sutil contorno que se esfuma por segundos.

Otra manera de ver el aura es contigo mismo, para ello es mejor sentirla, así a la hora de verla tendrás más claro que es una realidad. Prueba con tus manos, separándolas a 30 centímentros una de la otra, lleva la atención a ellas cinco minutos con una relajación previa hecha por supuesto. Después acércalas hasta una distancia de 20 cm, espera cinco minutos más. Poco a poco vete acercándolas, e intenta sentir en la yema de tus dedos al moverlos suavemente, acercando y alejando, como una corriente de aire o una ligera presión. Estás palpando tu propia energía, tu propio aura.

Lo siguiente es la técnica del espejo. Elige tu postura cómoda sentada y toma un espejo de casa que sea lo suficientemente grande como para cubrir tu cabeza y tu tronco. Sitúalo a metro y medio de ti, con un fondo/pared detrás claro, blanco sería lo ideal. La luz tenue, con una luminosidad equitativa en toda la habitación, pero más bien media/baja. Intenta quedarte allí unos quince minutos con el foco visual en tu rostro y utiliza de nuevo la visión periférica. Si hoy no alcanzas a ver nada a tu alrededor, sobre todo de hombros, hacia arriba, no pasa nada, lo intentas otro día.

Estos son algunos ejemplos, si tenéis curiosidad sobre este tema y queréis avanzar más hay cantidad de textos, ensayos, experiencias personales y libros en formatos ligeros que se pueden descargar de forma gratuita online y hablan sobre el aura y muchísimo más. De momento, yo me quedo aquí, pues lo que quería transmitir era la idea, el concepto en general.

Elige tu tirada aquí

Surya Namaskar

Elige tu tirada aquí

 

Surya significa Sol y Namaskar significa saludo en sánscrito. Namaskar se acompaña de un gesto con las manos, juntándolas y llevándolas al corazón, y cuando se realiza, se está ofreciendo la buena voluntad, la interacción amable y honesta desde el pecho hacia la persona que lo recibe, es un saludo consciente y sincero. Aquí voy a explicar ligeramente cómo realizar el “Saludo al Sol”, una serie de posturas de Yoga sencillas que preparan al cuerpo para una clase, o también para estirarlo y moverlo sin necesidad de enfrentarse a una “jornada” de asanas (posturas) después, ya que de por sí es el más completo y puede hacerse de manera independiente. Su origen está en las postraciones que se hacían al Sol cuando salía al amanecer. En la mitología hindú, el Dios Sol es símbolo de salud e inmortalidad. Practicar este ejercicio, junto a otro de respiración y relajación, ayudan a la preparación física, emocional, mental y espiritual para una sesión de cartas, cualquier mancia o actividad. Nos ayuda a sentirnos más livian@s, nuestra energía cambia y se alcanza un estado de calma muy ventajoso para nuestra salud. Regula la circulación de la sangre, masajea los órganos internos en cada movimiento, ayuda a alcanzar una columna fuerte y flexible, refuerza y regenera la musculatura.

Cualquier ejercicio físico explicado “a distancia” siempre se quedará muy escaso al lado de una explicación presencial por un docente experimentado en la materia. Con lo cual, hay que prestar atención a las dolencias físicas de cada persona (hernias, ciática, articulaciones, rodillas, presión arterial…). Si tienes dudas en si puedes llevar a cabo esta serie desde casa, abstente y prueba con un instructor. Nunca hay que forzar una postura, y menos sentir dolor. Cuidado con moverse de forma brusca o levantarse precipitadamente. Practicar con el estómago vacío, una hora como mínimo después de una comida ligera. En la imagen adjunta, he utilizado El Arcano del Sol de la baraja de Tarot de Crowley, la cual me inspira muchísimo. Alrededor, él muestra los doce signos zodiacales. Si os fijáis, aquí tenemos doce pasos colocados como las horas de un reloj. Cada movimiento ha de hacerse acorde a la respiración y de forma armoniosa sin interrupción. Cada círculo completado, es una serie. Se aconseja hacer mínimo cuatro series hasta ampliar a doce con la práctica. Como cada postura se complementa con la siguiente, en la primera se comienza con el pie izquierdo, y la segunda con el pie derecho. Parar entre una serie y otra si se siente fatiga o mareo. Mucha atención a la respiración, dice así:

  1. Sitúate en la parte delantera de la esterilla con los pies juntos y activos, bien apoyados.  Estira la espalda hacia arriba, abre el pecho y fíjate si el peso del cuerpo está bien repartido en cada pierna. (Para saber si estamos verdaderamente rectos, es bueno recurrir a una pared para captar la postura y ver cómo tocamos la espalda contra ella respetando las curvaturas naturales). Contrae el cuerpo, desde los pies hasta la nuca, aprieta los glúteos echando las caderas ligeramente hacia delante. Lleva las manos al corazón en actitud consciente y exhala.

  2. Inspirando levanta los brazos estirados con un suave movimiento hacia atrás, cuello, relajado.

  3. Expirando bajas el tronco y la columna llevando las manos al suelo a cada lado de los pies. Para conseguir que la espalda no sufra, es mejor flexionar un poco las rodillas para así plegar, hasta donde se llegue. No arquear la espalda.

  4. Inspirando se apoyan las manos en el suelo llevando el pie izquierdo atrás. Se apoya la rodilla en el suelo y el pecho sube. Mentón ligeramente levantado para que el cuello siga el camino de la columna y no fuerce. Como si estuvieses a punto de salir a una carrera.

  5. Retienes, los dos pies atrás, activos, metatarsos introducidos, rodillas no apoyadas en el suelo. Fuerza en las piernas y en los brazos, impulsar desde las manos apoyadas, con los dedos abiertos hacia arriba, las palmas no se ahuecan, impulsa la espalda y haz el plano inclinado. Que no suba la pelvis más que el pecho, cuidado con las caderas, actividad en brazos y piernas haciendo una línea recta. Mirar hacia el suelo entre ambas manos.

  6. Expiras bajando las rodillas, pecho y frente al suelo. La pelvis no queda en contacto con la esterilla.

  7. Cogiendo aire, subir a la cobra, activando las piernas, apretando las nalgas y juntando el dorso de los pies tocando el suelo para evitar problemas en la zona lumbar, alzas el pecho mirando hacia arriba con suavidad mientras respiras.

  8. Expulsando el aire, perro boca abajo, apoyando bien las manos estirando los brazos, hombros lejos de las orejas, cuello relajado, colgando y los pies activos tiran de los talones hacia atrás mientras apoyas los dedos, metatarsos introducidos. NO aflojar la postura, imaginar que os tiran de las caderas hacia arriba y hacia atrás.

  9. Coges aire, pie izquierdo delante, apoyando las manos y mirando hacia arriba, pecho estirado en postura de “salida”.

  10. Expulsando el aire, pliegas de nuevo flexionando las rodillas, espalda relajada y recta.

  11. Cogiendo aire, dejar las rodillas flexionadas, impulsar desde las piernas hacia arriba y subir la espalda recta estirando los brazos a la altura de las orejas, cuidado con la espalda.

  12. Expulsas el aire bajando los brazos, manos al corazón.

Afloja los brazos, suéltalos, separa un poco los pies a la altura de las caderas, percibe cómo te sientes, haz dos respiraciones completas y comienza de nuevo desde el paso uno, junta los pies, expulsa el aire con las manos al corazón… Sigue con el pie derecho atrás. Cada serie se va alternando, primero izquierdo, luego derecho, y así sucesivamente. Lo importante es unir la respiración con el movimiento y estar concentrados en la postura, llevar la atención a cada zona del cuerpo que se está trabajando. Si has acabado más atrás en la esterilla de cuando habías empezado, vuélvete a colocar al principio.

Hay quien prefiere hacer el ejercicio de “pranayama” (movimiento de la energía a través de la respiración) antes de Surya Namaskar, y así luego hacen meditación, los hay que disfrutan más haciendo la respiración después. Tú eliges cómo te sienta mejor. Aún así, después del Saludo al Sol es muy importante quedarse en posición de loto unos minutos para relajar el cuerpo o en postura de cadáver (savasana), tumbad@ en la esterilla con piernas y brazos ligeramente separados, flojos  y arropados con una mantita, para enfriar el cuerpo y relajarlo. Nunca salir disparados a hacer cosas después de un ejercicio de este tipo, levantarse siempre de lado y despacio, porque no servirá de nada y puede sentar irregular, desperdiciando sus múltiples beneficios.

 

 

 

Elige tu tirada aquí

Colorear Los Arcanos Menores

Elige tu tirada aquí

 

Los Arcanos Menores nos dan información detallada, precisa, certera y de muchísimo peso en las tiradas. Las imágenes están llenas de detalles, y podemos estar desempeñando el papel de cualquiera de sus personajes en un momento pasado, presente actual o futuro de nuestra vida. También son nuestro espejo, nuestro día a día. Por ello, he querido brindarles este espacio para colorearlos, pues ayudará mucho a dejar sus elementos y símbolos guardados en nuestra memoria. De nuevo, la Baraja Rider Waite será mi herramienta, pionera en dar vida a estas 56 cartas.

Aquí tenéis los Arcanos Menores

Los Ases descarga aquí en PDF

dosesbLos DosesLos Doses

Los Doses descarga aquí en PDF

tresesb

Los Treses descarga aquí en PDF

Los Cuatros descarga aquí PDF

cincosb

Los Cincos descarga aquí en PDF

seisesb

Los Seises descarga aquí en PDF

 

sietesb

Los Sietes descarga aquí en PDF

Los Ochos descarga aquí en PDF

Los Ochos descarga aquí en PDF

nuevesb

Los Nueves descarga aquí en PDF

diecesb

Los Dieces descarga aquí en PDF

sotasb

Las Sotas descarga aquí en PDF

caballosb

Los Caballos descarga aquí en PDF

reinasb

Las Reinas descarga aquí en PDF

reyesb

Los Reyes descarga aquí en PDF

asesb

Elige tu tirada aquí

El Loco

Elige tu tirada aquí

El Loco; por norma general está numerado como nº 22 o nº 0. Lo que no cambia, es que le pongas el número que le pongas siempre irá después de El Mundo (XXI) y antes de El Mago (I). Los 22 Arcanos mayores están unidos formando una línea circular imaginaria. Representan un ciclo colmado de experiencias en cada uno de los Arcanos. Es el denominado “Viaje del Héroe”, el hombre atravesando dificultades, alegría, tristeza, gloria, lecciones… Cuando acaba en El Mundo, se une al Cosmos; al Universo, sintiéndose como unidad con él, y después vuelve a empezar como ser individual inexperto e inocente. Cuando vuelve a “nacer”, lo hace con la carta de El Loco y volverá a experimentar otra ruta donde seguirá evolucionando hasta llegar al Arcano XXI, repitiendo cada ciclo una y otra vez las veces que sean necesarias. 

El Héroe del Tarot es El Loco. No es el hombre fuerte, no es el hijo del que más espera su rey padre, porque le toma por tonto, flojo y despistado. Sin embargo, en muchos cuentos resulta ser el más afortunado, porque si tres hermanos emprenden un viaje para encontrar una pócima, los dos más experimentados no dan con ella y el menor, el inocente, por un triste tropiezo va y se la encuentra. También los héroes de las leyendas suelen tener padres divinos y terrenales. En el Tarot también EL Loco tiene dos padres divinos, EL Mago (I) y La Suma Sacerdotisa (II) como principios primitivos masculino y femenino, yin y yang, la fuerza activa y la fuerza receptora. Y después tiene a La Emperatriz (III) como madre terrenal, fuerza natural y manifestación de la polaridad femenina en La Tierra y el Emperador (IV) como padre, representando el orden y la polaridad masculina material. Después, El Loco se encuentra con El Sumo Sacerdote que le mostrará el camino de la conciencia, se encargará de la educación del niño, es el profesor, el mentor…y así seguirá sucediendo por todos los demás Arcanos Mayores.

Es el que ha vuelto a la vida, para realizar un viaje en el que constantemente deberá de elegir entre el bien y el mal, dotado del libre albedrío, deberá elaborar una propia filosofía y se adentrará en una nueva etapa en la que deberá buscar el autoconocimiento y la Paz interior. Este Arcano tiene un pasado, ese es el perro que tira del chico, en el caso de Etteilla (imagen derecha adjunta) es un felino, pero significan lo mismo. Este pasado hace referencia al Akasha, a los Registros Akáshicos. Ésto es la Suma Total de la Memoria Universal, que se mantiene en cada uno de nosotros en el inconsciente, en el alma. Son el aprendizaje acumulado que llevamos en nuestra mochila, de cuyas experiencias no nos acordamos porque tuvieron lugar en vidas pasadas. El inconsciente puede ser despertado de múltiples maneras alcanzando estados de trance, y en varias religiones y culturas hay una creencia absoluta sobre ésto. El Tarot es una herramienta más para alcanzar estados de meditación profundo y trascendental que requieren mucha práctica y concentración previas como cualquier otra técnica. La que tú elijas, será la mejor para ti. 

Ésta sería la descripción del significado más profundo de este Arcano, en la vida cotidiana habla de procesos, etapas y nuevas experiencias a las que nos enfrentamos. El Loco describe a una persona que quiere experimentar nuevos placeres, nuevas sensaciones, que está ilusionada, no le importa el riesgo, quiere aventuras y no tiene miedo. Se ve al personaje del Tarot del Iniciado (imagen izquierda adjunta) al borde de un precipicio (al igual que el de Rider Waite). El Loco es alguien  que no tiene maldad, la rosa blanca que lleva en su mano en el Tarot Rider Waite, refleja la pureza se su ser. Está dando un brinco, sin importarle las consecuencias que sus decisiones puedan tener. El suelo es irregular, mostrando así que el camino tiene tropiezos, no es un “camino de rosas”. La bolsa que lleva es lo justo y necesario, no le va a hacer falta mucho porque va a empezar de cero. Así se ve al Loco de Etteilla (imagen derecha), con un aspecto desenfadado y humilde, numerada con el 78, el último de todos los arcanos. El perro, le advierte de las experiencias pasadas en esta misma vida, pues estamos hablando ahora del El Loco en un sentido más práctico. Los cascabeles y su tintineo hacen que el personaje no atienda a razones ni consejos, y el traje de bufón/arlequín que viste y que en la imagen derecha se muestra también con un títere añadido como otro elemento fundamental de la imagen, nos enseña el lado más burlesco de esta carta. Decimos con ésto, que este Arcano muestra en un lugar no positivo en la tirada, a una persona débil, un poco histérica, ansiosa, caótica y que pierde la noción del tiempo y la realidad, que habla consigo mism@ y que roza la locura como enfermedad en caso extremo (solamente en casos aislados y dependiendo de las demás cartas). Como situación, advierte de resultados inciertos tirando a fracasos, falta de razonamiento y responsabilidad. Momentos en los que se “tira la casa por la ventana” sin pensar en las consecuencias, convirtiéndole en alguien pobre y egoísta cuando genera daños colaterales en la gente de su alrededor. El que renuncia, lo deja todo y desaparece sin pensar y sin escuchar a nadie.

Trabajar esta carta hace de antidepresivo, pues ayuda a calmar los nervios. Este arcano está en dos planos, tiene dotes de médium y es muy creativo, tiene muchísimas fantasías e imaginación. El razonamiento no es su fuerte. Le gusta encontrar respuestas aunque parezcan insignificantes y le encanta descubrir los pequeños secretos. Después de hacer una relajación, mediante tu postura sentada, realiza unas respiraciones abdominales, relaja los músculos de la cara y los brazos, y toma conciencia de tu estado corporal en ese momento. Trae la imagen del arcano a tu mente, obsérvala y empieza a anotar una calor y cosquilleo en tu coronilla. Imagina que entra una luz amarilla y fuerte desde el cielo y recorre toda tu cabeza, tu cuello, tus brazos, tu espalda y llega hasta la punta de los dedos de tus manos y pies relajando y sanando cada uno de tus ramificaciones nerviosas. Ahora ponte la ropa divertida del Loco, coge tu bolsita, tu palo y lánzate a caminar. Observa el paisaje de tu carta y disfruta del paseo. De repente, no puedes seguir, estás al borde del precipicio. El perro te ha estado ladrando, avisando de que no vayas tan rápido, reflexiona. Es tu momento de lanzarte a lo nuevo, pero piensa en los fracasos anteriores, no para deprimirte sino para prometerte que esta vez, no caerás en las mismas trampas, no te traicionarás a ti mism@ y conseguirás que los bienes materiales y los apegos a todo lo que vive a tu alrededor no condicionarán tu nueva vida ahora, estarán a tu lado, pero no los poseerás, nadie posee a nadie y lo material tarde o temprano desaparece. Vive tu nueva etapa caminando hacia la evolución, se compasivo, optimista y trata a los demás con respeto y cariño. Puedes quedarte allí haciendo tus propio repaso personal, nadie se conoce mejor que tú. Sal poco a poco de esta lámina y vuelve con tu perrito, que no te abandona. 

Elige tu tirada aquí

La Estrella

Elige tu tirada aquí

La Estrella es un Arcano por el que se suele tener un cariño especial. Todas las imágenes de Tarot nos enseñan siempre una mujer bella, dulce, tranquila, que transmite paz y sobre todo mucha confianza. Todos tenemos nuestro encanto y nuestra estrella, ella es la esperanza que nunca nos abandona. Tanto en el Tarot Rider como en el de Marsella, la chica está desnuda, liberada de todo lo que podemos crear materialmente para estar en contacto con la naturaleza de un modo amoroso y natural. Es una carta protectora y curativa y representa a las personas con dotes artísticas, que aprecian los pequeños detalles, son idealistas, altruistas, les encanta pensar en un mundo mejor y feliz, ayudan a la gente sin pedir nada a cambio y sienten un amor espiritual importante, viven en conexión con todo lo que les rodea y empatizan con la gente que sufre. 

Las estrellas son símbolo de energía y de luz, es el Astro que guió a los Reyes Magos para recibir al mesías. Es la fe, la esperanza y el amor; la luz que ilumina el camino, como un niño por el que hay que luchar cuando aún no quedan fuerzas, los padres gracias a él seguirán adelante. El agua representada en esta lámina es el inconsciente colectivo, y se corresponde con el signo de Acuario, el más desinteresado e idealista de todos. Esta mujer es la juventud, es renovadora y especial; es la promesa del futuro para la humanidad.

También es un carta que está asociada a la comunicación, como bien se explica arriba, asociada con el arte, tiene la facultad de la métrica, el verso y la lírica. Es la poesía y la canción. También representa a alguien que ha salido de una enfermedad, que se ha curado o está en proceso de curación, disfruta de una tremenda paz después de sufrimiento, ahora mira hacia el futuro. Después de la fuerte crisis del Arcano anterior, esta carta indica también la inmortalidad del alma, evadiéndose del cuerpo físico preparada para seguir evolucionando y aprendiendo, de todo se sale. Éxito, desarrollos prósperos y felicidad.

La imagen izquierda es del Tarot Cristal, siempre me atrajo el colorido. La imagen de la derecha es de la baraja Visconti, el paisaje cósmico está reflejado en su vestimenta azul, máximo exponente de la espiritualidad y admira la estrella a la que asocia con Venus, la belleza.

El lado negativo sería que la persona carece de espontaneidad, que está irritable, situaciones desequilibradas, dificultades mentales y nerviosas. Pesimismo y esperanzas frustradas.

La Visualización con este Arcano es muy positiva para pedir ayuda y para desarrollar las facultades meditativas. Es genial para la inspiración y para dejar fluir nuestro lado más sensible. Quédate con la imagen de La Estrella, con los árboles del fondo, el agua clara del río y la joven de cabellos rubios y dorados.  Para entrar en estado de relajación profundo, realiza respiraciones abdominales cada vez más lentas con toda la atención en cada una, y elige la postura sentada o tumbada (para La Estrella, al igual que con La Luna, siento que el ejercicio con la postura tumbada también es muy efectivo). Imagina que una luz amarilla dorada se va almacenando en tu vientre. Poco a poco irá subiendo hacia todo cuerpo y te irá relajando  aún más y más. Deja la respiración consciente y afloja todo tu cuerpo sin controlar ahora tu respiración. Comienza a traer a tu entrecejo la imagen de la carta. Vete dibujando cada esquina de ella, fíjate en los colores y los detalles y llévala a tamaño real para poder entrar. Camina hacia la mujer y siéntate a su lado, mete los pies en el agua, que está templada y brilla con los destellos de los astros celestes. Salúdala, ella posará sus jarras y te abrazará. Te dirá que una de ellas es tu mente consciente y te dará una pluma para que la tomes con una de tus manos, después te explicará que la otra jarra es tu mente subconsciente y te regalará un folio en blanco invitándote a escribir lo que te salga de dentro, todo aquello que quieras compartir con el mundo y que no puedes aguantar más tiempo dentro de ti. Quédate narrando cuanto desees. Antes de terminar, piensa en lo que acabas de escribir, si deseas que la Energía Cósmica te envíe desde arriba más pruebas y lecciones, o señales para ver qué camino seguir pídeselo a la mujer, es posible que no sepa qué responderte, no te preocupes, sino obtienes respuesta ahora, más a delante la tendrás, siempre debes estar atenta a las señales. Devuélvele la pluma y el folio escrito, ella lo posará en el río y tus letras navegarán con él para transmitirlo a todos los demás, para entrar en el inconsciente colectivo. Si lo que deseas es enviar buenos deseos a alguien que lo esté pasando mal o quieres ofrecer tu servicio y ayuda, transmíteselo a la Estrella para que haga de intermediaria. Habla con ella todo lo que necesites. Despídete cuando quieras y nunca te levantes con prisa, sal de la imagen de un salto pero permanece en la postura un tiempo más para abandonarla siempre de lado.

Elige tu tirada aquí

El Mago

Elige tu tirada aquí

Una palabra clave para este Arcano es La Voluntad. La que El Mago ejerce es la voluntad personal, en unión con la divina, dependiendo de cómo esté situada esta carta, se verá si dicha capacidad está bien dirigida. En el Tarot Rider Waite (expuesto en las tiradas gratuitas de esta web), como en muchos otros, este hombre tiene representado el símbolo del infinito sobre su cabeza. En El Tarot de Marsella este símbolo da forma a su sombrero. El sombrero se refiere a los pensamientos, y el infinito, es la chispa de la conciencia no perecedera, eterna e infinita que La Divina Providencia le otorga. Este personaje sujeta una varita mágica con su mano y la eleva hacia arriba,  la otra mano está mirando hacia abajo o hacia los instrumentos que tiene sobre la mesa. Con esta postura, está trayendo algo de poder de arriba para manifestarlo en La Tierra.

El número uno es el principio creador, la semilla, la primera causa o comienzo de vida. Una vez reencarnado y sometido de nuevo a la ley de causa y efecto, El Mago se pone en marcha para aprender y evolucionar adquiriendo conocimientos nuevos sobre la materia que puede manejar. Así, la mesa contiene los cuatro elementos, los cuatro palos de la baraja y sus respectivas cualidades. El Mago se dispone a crear su obra, él, si el entorno acompaña, “lo puede todo”. Creo que es una de las cartas más conocidas por todos, sepan de Tarot o no, pues suele acompañar a las portadas de los libros y a las de las barajas. He querido adjuntar esta vez, dos imágenes de este Arcano un poquito diferentes e igualmente bellas.

Etteilla, (imagen izquierda) le da un significado variado, utiliza las palabras melancolía y convalecencia. Es como si este hombre no hubiese sido capaz de dirigir bien la energía, y se ha convertido en un chapuzas, un fantasma que utiliza la poca habilidad que le queda para ganarse la vida con trucos de magia. Su sombrero o gorro y la capa que lleva, es la típica vestimenta acorde a su oficio.

Toda esta descripción, sería la misma para el lado negativo del Mago en cualquier mazo, y más radical, sería el charlatán manipulador, que como sabe vender y hablar muy bien lo único que pretende es engatusar. Cuando te das cuenta, te ves estafado/a. Si se presenta un hombre en tu vida de estas características, las cartas te advierten de lo que te puede ocurrir, con lo cual, mucha cautela. En el caso del Tarot de Mantegna (imagen derecha adjunta), especial por su colorido, vemos a un hombre artesano, trabajador y sobre todo muy creativo. Este Arcano está relacionado con el intelecto, el cerebro y los nervios. Aquí vemos al típico incansable y habilidoso que trabaja en algo que considera valioso, nuevo y ejemplar. Le gusta experimentar, inventar, filosofar, y sobre todo observar. Es listo, ágil mentalmente y muy hábil. No es egoísta, pues tiene un aprendiz en su taller. Le encanta enseñar, hablar, compartir sus conocimientos adquiridos y mostrar su opinión y razonamiento en cualquier discordia. Sabe argumentar, defender sus ideas y vender sus “inventos”, sus productos, su proyecto, sus planes. Es buen comerciante, sabe dar conferencias y suele atraer a los demás con mucha facilidad.

Si logras tener bien digerido y asimilado al Mago en tu interior, si construyes una personalidad serena, clara y válida para este mundo, más fácil te será llegar a él (Arcano XXI), para alcanzar de nuevo la integración con el cosmos, es importante tener un intelecto capaz de concentrarse para desarrollar sus talentos, pues esa satisfacción te hará escalar a otros niveles espirituales. Cuando una persona está haciendo algo poniendo todos sus sentidos en esa tarea con gusto, está haciendo un trabajo brillante. 

Entonces si es tu carta del día, no dudes en tomar la iniciativa, confía en tu destreza y toma partido, confía en ti mismo de forma sana. Quiero aclarar que el Mago también es Ego, y como siempre hay que tenerlo controlado, tampoco quieras forzar algo por todos los medios, puedes controlar tu propio destino, por supuesto, pero recuerda que eres parte de la energía universal, no toda ella, no te creas Dios ni mejor que los demás. Cada uno viene a desempeñar un papel, y tú has encontrado el tuyo para desarrollarlo a la perfección. 

Si tienes el Tarot de Marsella y lo utilizas habitualmente, podrás observar que la mesa de trabajo del El Mago está desprovista de una pata. Por la situación de las tres visibles, la mesa no podría mantenerse sola. El que pone el cuarto punto de equilibrio eres tú, porque ahora con el siguiente ejercicio de visualización serás tú el que tenga control sobre su vida. Observa el Arcano, tómate un rato para ti, procura elegir un rato del día en el que no vayas a ser molestado y adopta una postura sentada cómoda y relajada. Realiza unas respiraciones lentas y profundas. Cuando te sientas preparado/a, lleva tu atención al entrecejo. Tu respiración volverá a ser automática, e imaginarás que cada vez que recibes el aire entra por tu coronilla y sale por tu entrecejo. Una vez empieces a sentir la zona, calor, cosquilleo o picor, visualiza un ocho tumbado, el símbolo de lemnis. Observa cómo se ilumina, como toma fuerza y está en contínuo movimiento entre tus ojos, fija tu atención allí concentrándote más y más y nota destellos de luz que invaden todo cuerpo, te estás recargando de energía y te sientes más fuerte, vital, confiado, vivo, creativo y con ganas de hacer cosas, de emprender proyectos. Conviértete en El Mago de la lámina, toma la varita mágica siente todo el poder creador y piensa que todo lo que vas a tocar con esa varita va a tener éxito y futuro, prepárate para utilizar tus dones y encuentra las mejores alternativas para comenzar algo que será frutífero. Reúnes todos los requisitos para que así sea. Ahora hazte la siguiente pregunta ¿Qué es lo que tiene prioridad para mi en este momento? Si es algo relacionado con el amor, eleva las copas con tus poderes y haz que se llenen de agua fresca, de vino, llénalas de amor desde tu corazón, así atraerás el mismo sentimiento. Si el problema es económico, alza las monedas y dales brillo, pídelas que el dinero no te abandone para lograr tus futuros negocios. Si tienes adversarios o debes defenderte, coge tu espada, ella te ayudará a sentirte más fuerte. Y como no, con la varita o el basto, lo que prefieras, pide un deseo, dile que no te abandone nunca esa gran fuerza de voluntad y ganas de las que te ha dotado en ese momento. Poco a poco vuelve a tu estado natural, y siéntete llen@ y optimista.

 

Elige tu tirada aquí

El Ermitaño

Elige tu tirada aquí

Sin duda, una de mis cartas especiales. Desde la niñez, siempre sentí que debía reconocer cuáles eran mis propios pensamientos, pensaba que era fruto de todo lo que pasaba a mi alrededor y de la gente que me arropaba. Nunca estaba totalmente convencida de que si lo que hacía era por propia voluntad o por lo que esperaban los demás de mi. Siempre me planteaba ese tipo de cuestiones. Imaginaba a un hombre mayor, que hablaba poco pero que sabía mucho, que me decía que me ayudaría a encontrarme a mi misma, pero también conseguía a la vez que me sintiese sola, él decía que debía de olvidarme de los demás de vez en cuando para conocer mi propio ser y descubrir qué motivos eran los que me movían en este mundo.

Nunca me pidió renunciar a nada ni a nadie, simplemente me enseñaba el camino. Cuando vi por primera vez al Ermitaño en el Tarot, vi que se cumplía una leyenda de todas mis vivencias imaginarias. Con los años, ya le veía por todas partes, siempre aparece en las novelas de aventuras, el eterno consejero, viejo, sabio y amigo. 

Si vas a elegir tu carta del día, y aparece El Ermitaño, te aconseja que tomes un momento de introspección, que te separes del mundo externo para así analizar la situación sin que las opiniones de los demás puedan influirte. Es necesario madurar una decisión importante para que encuentres una actitud propia e inequívoca. 

Si hablamos sobre temas más amplios en el tiempo, ya sea una relación, un proyecto o un trabajo, esta carta habla de retrasos y procesos lentos. También de la persona que se separa para tomar un tiempo vacacional o de retiro por propia voluntad para así encontrar respuestas a su estilo de vida actual. Es probable que la persona se replantee si quiere seguir en la actividad que ha estado desarrollando hasta el momento, si es feliz con su pareja, o si ha encontrado lo que esperaba. Necesita determinar qué es lo que tiene que cambiar, si la vida que lleva se corresponde a su ser, a su naturaleza, o si se está dejando llevar por los acontecimientos sin disfrutar, por no hacer daño a los demás. Así, siempre ha sido fácil reconocer este Arcano, representado por un hombre mayor, normalmente de barba blanca (color asociado a la sabiduría) y que, alumbrado con un candil, y apoyado en un bastón de peregrino, se adentra en el camino renunciado a todo voluntariamente en busca de su verdad. A este señor se le relaciona también con la persona que investiga, como por ejemplo, un científico. Aunque el color amarillo de su linterna, signifique espiritualidad, este personaje también busca respuestas en la materia, es decir; la verdad en todos los planos para así poder seguir adelante. El manto que le envuelve significa recogimiento.

Si aparece esta carta en una tirada hablará entonces de que el consultante se ve en el momento descrito, o es posible que se encuentre con un hombre de las características del Ermitaño que va a darle consejo.  La persona que consulta necesita someterse a un tiempo de contemplación de soledad, meditación, que hará que crezca mental y espiritualmente para así encontrarse a si mismo. Este camino de “asceta” le conducirá a encontrar respuestas y revelaciones que aclararán su vuelta futura. Calma y lentitud; paciencia. 

El lado negativo de este arcano habla de egoísmo, si de una persona que solamente se preocupa de si misma. Que no escucha a nada ni a nadie o que se guía por consejos imprudentes e inmaduros. Es autosuficiente y no necesita nada de los demás. Señala a alguien que se oculta, que tiene intenciones egoístas. 

Puede describir signos de timidez, de tener que estar sólo por obligación y que se siente pobre en todos los aspectos.

Esta práctica trata de ayudarte a recibir luz y así alcanzar la realización al verte como mero espectador. El Ermitaño, sabe meditar muy bien, y sabe verse a si mismo desde otro ángulo, separándose así de su cuerpo y sus emociones para volverse crítico y analítico respecto a los pensamientos que ha de prestar atención. Para comenzar, aconsejo una serie de respiraciones abdominales en posición sentada, en el suelo o en una silla. Si puedes y te gusta hacer la postura de loto, utilízala para este ejercicio. Cuando hayas alcanzado un estado de relajación profundo, y tu mente se haya quedado más suave y lenta, abre los ojos y observa este Arcano en tu Tarot. Observa bien al personaje de tu ilustración y quédate con todo tipo de detalles. Una vez grabada la imagen en tu memoria, cierra los ojos y lleva la atención a tu entrecejo, poco a poco, después de sentir un calor especial en la zona, acompañado de un hormigueo, empieza a ver la luz del candil ahí. A medida que expiras, esta luz se irá alejando y te darás cuenta de que estás caminando, la estás siguiendo y la llevas en tu mano. Vas avanzando y te ves sumergido en la oscuridad, caminando por unas montañas frías y el buscador eres tú. Después de estar un tiempo caminando,  tu mente va acorde a tus pasos y a tu respiración, y localizas un espacio llano y pequeño. Decides quedarte allí a descansar para disfrutar de tu soledad. Una vez  sentado/a y acomodado/a, entre flores en la noche, donde el frío parece haber desaparecido, aparece un anciano, que no reconoces. Se te acerca y te mira profundamente a los ojos, te observa pero no te hace sentir incómod@, la verdad es que hasta parece que ya le has visto en algún momento de tu vida, aunque fuese en sueños. Es un guía para ti, un hombre de respuestas trascendentales, y estaba esperándote. Cuéntale lo que te ocurre, pídele respuestas que te hagan reflexionar sobre qué rumbo tomar en tu vida, déjate ayudar y muéstrale gratitud. Tus preocupaciones son sus preocupaciones, tus miedos son sus miedos, y nadie te entiende mejor que él, es tu maestro espiritual. Cuando hayas quedado satisfecho, vuelve a tu estado natural sin prisa y con consciencia, aprovecha a anotar tus sensaciones, mensajes y visiones, mañana quizás lo ves de otra manera.

Elige tu tirada aquí