El Ocho de Copas

Elige tu tirada aquí

→ Abandono

El protagonista del Ocho de Copas da la espalda a sus emociones, se ve alejado, ya ha emprendido la marcha. Hay algo que ha dejado de funcionar, y este hombre lo ha aceptado. Probablemente le ha costado tomar esta decisión, pero está emprendiendo un camino que le depara nuevos retos a cualquier nivel. Todos los ochos indican algún tipo de cambio a otro estilo de vida, y al hablar de copas, coincide en muchas ocasiones de un giro en busca de mayor respuesta y logro espiritual después de renunciar a algo material que nos tenía insatisfechos.

No significa renunciar los bienes; sino más bien un cambio de perspectiva en el trabajo, una despedida de la empresa por parte del trabajador, o un acuerdo mutuo donde ninguna de las dos partes estaba contenta con la situación. En una relación es la elección de caminos diferentes, no se disfruta de la unión establecida. Este arcano señala que el consultante tiene ganas de sentirse libre y de realizar un trabajo independientemente para evolucionar solo como persona porque se siente limitado en su situación actual. Es el que toma la iniciativa.

Esta difícil decisión puede llevar consigo dolor, aunque quiera desprenderse de lo monótono y familiar, en el fondo las personas nos acostumbramos a una rutina y se puede echar de menos esas viejas costumbres y gente con la que manteníamos relación y por la que sentimos afecto, pero algo había que hacer. Como carta del día, este ocho lo que te muestra es la viva imagen de la foto adjunta, esa persona eres tú, y por mucho que te cueste, debes seguir tu camino porque sabes que es la mejor solución. No te dejes convencer porque lo único que conseguirás es posponer aún más lo inevitable, y más a delante, con el tiempo, te darás cuenta de por qué tuviste que actuar así y verás lo positivo que ha resultado ser.  

Dejar atrás el pasado puede convertirse en una transformación, si esta carta está mal aspectada endurece un poco su significado, aumentando su descripción con términos como; huída, desilusión o escapada porque no hay suficiente confianza en uno mismo, se siente menos que los demás, conciencia de inferioridad o precio demasiado alto debido a la necesidad de  búsqueda de aquello que la voz interior no puede callar. Persona que vive una temporada eterna de inquietud, diciendo que va actuar pero no se decide. El paisaje como se ve en la foto adjunta, no es muy atractivo, queda bastante claro que la ruta tomada no va a ser un camino de rosas, pero las montañas del fondo siempre dan confianza y positividad, y son a las que hay que mirar y no al suelo como lo hace el “peregrino”. Este naipe está influenciado por La Luna, y le atribuye algo de neurosis y dolores de cabeza por pensamientos repetitivos.

Ilustraciones: Tarot Dalí, Salvador Dalí, 1971. Lo Scarabeo

Tarot de Los Secretos, Marco Nizzoli, 1997. Lo Scarabeo

 

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario