El Colgado

Elige tu tirada aquí

El Colgado es el Sacrificado. El hombre está siendo sometido a pruebas más fuertes y desconocidas hasta el momento. Debe liberarse de los pecados y las ilusiones para entrar en una fase de estancamiento y reflexión. He decidido exponer dos imágenes del Colgado bastante desmoralizadoras. No se les va la cara, uno está totalmente desnudo atravesando un aro y se ha quedado en la mitad del camino, se ha quedado colgando. Arriba, un pequeño ser que parece tener contacto con el cielo, mira aburrido, esperando a ver si despierta. Aprovecho aquí, para indicar que este arcano muestra lentitud en los procesos relacionados con la pregunta del consultante.

Dentro del árbol, vive un ser que se encarga de mantener la cuerda, y así el peso del personaje. Es el egoísmo, cuando el creyente avive, caerá de nuevo y el pequeño “monstruito” se evaporará. Ningún Colgado de los que he visto en las barajas está literalmente atado, quiere decir que en el fondo sabe que seguirá su camino cuando el tiempo haya sido suficiente. 

En el Tarot Rider y en el de Marsella se observa una sutil sonrisa en su rostro, que está relajado y en paz. Está en esta situación y la acepta, la asume y es necesaria la pausa por motivos que trascienden su comprensión. No sufre, está como en un estado de trance, y se dibuja un aura en su cabeza, se habla así del Colgado como ser que busca la iluminación. Es el adepto religioso. El hombre que se inicia en una creencia espiritual. El mártir que se priva de satisfacciones que provienen del mundo terrenal para disfrutar de sensaciones místicas, efímeras y gloriosas. Éxtasis del alma. La postura del Colgado hace alusión a una cruz, en forma de T-Tau (La Cruz de San Antón), Crowley se refiere a la egipcia Ankh…, todas ellas son emblemas de protección aunque cada una tiene sus matices e historia particulares.

Los Budistas llaman a la ilusión de la cual es importante abstenerse, Maya. Maya para los hindúes es todo lo que conocemos a través de los sentidos, y se mueve en el Samsara, que es el el ciclo de nacimientos y muertes. A este Arcano se le relaciona con la muerte en cierto modo, pues se está haciendo un gran  trabajo interior al desprenderse de la ilusión, que lo único que nos genera es sufrimiento, y el sufrimiento es lo que nos hace movernos. Cuando muere el sufrimiento, el individuo ha evolucionado, pues ha quedado liberado del Samsara. Ha dejado de identificarse con su cuerpo físico como su “yo”. Ya no tiene que volver a la cadena de renacimientos y muertes,  se ha iluminado como Buda, el “despierto”. Ha alcanzado su unión con Dios, con la energía Universal y ha experimentado el estado de Samadhi o estado de supraconciencia, el Nirvana.

En la imagen derecha, el árbol tiene hojas, y el paisaje está vivo. El Colgado no está buscando, no ha iniciado ningún viaje, está paralizado, conociendo su espíritu. El presente conduce a un futuro indeciso e incierto.

Para mí fue muy importante comprender estos aspectos dictados de este naipe, pues gracias a este aprendizaje, me fue más fácil interpretarlo en las tiradas, una vez que trabajas la visualización con cada arcano vas viendo significados que se harán más fáciles de enlazar con las distintas situaciones que se van presentando y también a la hora de combinarlas con las demás cartas.

Para hacer esta práctica, relaja profundamente tu cuerpo, tu espalda lo soportará de forma recta, necesitas sentirte muy ligero/a. Recurre a la postura habitual cómoda sin tensión para ti y a la respiración consciente. Primero observa al Colgado en la imagen y después entra en la carta a tamaño real. Acércate a él, su cara está cerca de la tuya, pero del revés. Tiene tanta energía, transmite tanta calma que llega a ti, y te contagia. Cierra los ojos, nota como el viento te eleva con cuidado, el aire con cariño te vuelve boca abajo, no tengas miedo, sigue respirando, confía. No debe darte miedo invertirte, tu sangre empieza a circular mejor, no pesas, fluyes. Balancéate, estira los brazos, relájate y visualiza desde ahí tus vicios, tus aspectos negativos, tus manías, tus dependencias, todo lo que pueda perjudicar a tu salud tanto emocional, física y mental. Lo irás corrigiendo, tu energía está cambiando y tu actitud ante todo lo negativo que te afecte, desaparece. Ahora estás en otra postura, y todo lo que visualices, lo harás desde otro punto de vista. Tómate el tiempo que necesites, cuando quieras, puedes descolgarte sin problema, tu cuerpo no pesa nada, con un breve gesto deshaz el lazo de tu tobillo que te une a la rama del árbol. ¿Crees que vas a caer de golpe? ¡Pues no! Eres más sutil, flotas y de hecho te costará volver a colocar los pies en el suelo. Da un saltito atrás y sal de la carta, quédate unos instantes de meditación, aprovecha esa nueva energía que te acompaña desde ahora.

Como carta del día: Quizás no esperabas que algo se paralizase, no intentes ponerle remedio para resolverlo de forma brusca y violenta, eso no dará resultado. Se paciente, intenta ver las cosas de otra manera y sino, párate a pensar si hay algo que sacrificar o a lo que renunciar.

Representa a una persona limitada por cualquier circunstancia ajena a ella pero se responsabiliza voluntariamente, como por ejemplo el cuidado de algún familiar dependiente. También es alguien que no quiere cambiar ni moverse, que depende del status quo. Retrasos, olvido de uno mismo por entregarse a una causa.

Ilustraciones: Tarot El Bosco, A. Alexandrov Atanassov, 1990. Lo Scarabeo

Tarot del Renacimiento, Giorgio Trevisan, 1995. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario