El Caballo de Bastos

Elige tu tirada aquí

Si aparece en una tirada un caballero puede representar tanto una situación como una persona. Si habla de situación conllevará acción, movimiento y progreso. Si representa a una persona será alguien aventurero, joven y activo. Siempre se trata de la posibilidad de que alguien o algo entre en la vida del que consulta.

El Caballero de Bastos es el fuego de los fuegos. El jinete avanza con valor y fuerza, es impulsivo, impaciente y tiene ganas de aventuras. La vara que sotiene es el símbolo de la fuerza masculina y el fuego de los bastos. Es fogoso, pasional. Este arcano es movimiento, pues los caballos son vehículos que transportan , que se mueven y progresan. Todo lo demás depende de la actitud del que cabalga.

Como situación es una viaje por ejemplo, una separación por desplazamientos, cambio de casa o marcha de algún asunto. Riesgo.

Si ha sido elegida como tu carta del día, prepárate que algo de buenas a primeras va a salir disparado. Me refiero a que cualquier tema de tu vida puede estar más caldeado de lo normal, o incluso tú te vas a sentir con las ganas de seguir tus propios instintos. Déjalos salir pero que se quede todo en ese día, no los saques para planear proyectos a largo plazo, porque luego solamente quedarán ruido y humo.

La ilustración del Caballero de Bastos con esa crin rosa, larga y ondulada al viento junto a su musculatura, fuerte y dispuesta al futuro me parece fascinante. El jinete en este caso, parece que va a la guerra con la vara como arma y su actitud fuerte y seria. El de Crowley también debe de ir a la guerra porque va bien preparado y a toda “mecha”, su vara es el fuego en si mismo. Es imprevisible y a veces cruel, el caballo va encabritado y lo mismo no es capaz de dominarlo.

Ilustraciones: Tarot Art Nouveau, Antonella Castelli, 1998. Lo Scarabeo.

Tarot Crowley, Aleister Crowley, 1944. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario