Tarot a distancia ¿Funciona?

Elige tu tirada aquí

Una lectura de Tarot a distancia tiene el mismo resultado/efectividad que si se hace presencial. No depende del lugar, depende del tarotista y su comodidad. Aún gente conocida me lo pregunta. Yo me encuentro muy cómoda haciendo lecturas a distancia, soy de las que opinan y tienen fé en que la energía sigue al pensamiento, y si hay intención y predisposición para conectar con esa persona que quiere una lectura, todo funciona exactamente igual que si la tienes físicamente delante.

A todos aquellos que trabajáis con Reiki sabréis de lo que hablo, muchos reikistas hasta se sienten más cómodos enviando energía a distancia, se concentran más y se cansan menos. Para mí un despliegue de cartas de Tarot sobre una persona es  también un movimiento de energía. Los arcanos son puertas que se abren para mostrar ideas, caminos y opciones de la vida de la persona, hablan de su estado anímico, emocional e incluso de su alma. Lo que influye en una consulta es la actitud de los que participan en ella y las preguntas/temas, que como he escrito arriba, deberán plantearse adecuadamente. También influye si se está haciendo en directo o escrito por encargo. En el primer caso, interactúas con la persona y se pueden explorar varios campos sobre la marcha con pequeñas preguntas que vayan surgiendo (suelen ser muy fluídas). En el segundo caso, la intuición del tarotista ha de entrar en máximo nivel y concentración, pues está describiendo exactamente lo que las cartas exponen sin ninguna aprobación en el momento presente por parte del que consulta.

He de decir que disfruto en todos los casos y las cartas enseñan el mensaje, si hay errores (que todos los tenemos), puede ser debido al canal (el intérprete), desde la lectura de las cartas hasta la transmisión al consultante, o debido a otros factores previos que influyen muchísimo en la sesión. Es imposible llegar a algo en claro cuando la persona que demanda los servicios de un tarotista está en un estado de ansiedad o salud incompatibles en ese momento, cansancio extremo, estrés, etc. También se hace muy difícil llevar a cabo una consulta productiva si cuando estás leyéndole las cartas, la conexión se entrecorta o la persona interesada está haciendo la compra, gestiones o de limpieza en la cocina… Muchas más cosas se me pueden ocurrir, pero me apetecía aclarar una cosa, si algo es lo último en tener la culpa de una lectura infructuosa o errónea, es el Tarot.

Ilustraciones: Tarot Minchiate Florentina, Anónimo, 1806. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí