La Luna

Elige tu tirada aquí

No puedo evitar sentir atracción y curiosidad cada vez que trabajo con el arcano de La Luna. Me entran las ganas de bajar a la noche, meterme en el agua e indagar en mis pensamientos y en mis sueños más profundos. Es una de las prácticas que más me ha hecho aprender de mí misma a lo largo del estudio. Me encanta sentirme cangrejo de vez en cuando y sumergirme en el estanque. Escucho al perro ladrar y al lobo aullar, como cuando estás con la cabeza sumergida en la bañera y escuchas que te están llamando. Coquetea con esa sensación de vacío en los oídos que hace que el silencio vibre.

luna

Para Meditar con La Luna, el espacio será la cama. Esta vez no vamos a utilizar nuestra mesa de trabajo, sino el lugar donde dormimos, pues este arcano, es la llave de nuestros sueños y la visualización será la puerta, el principio de nuestra noche de descanso. No siempre nos acordamos de lo que soñamos, y si recordamos algo, probablemente no sea ni la mitad de lo que hemos vivido dormidos. Vamos a pedir a nuestra carta de La Luna que nos regale unos sueños felices, que nos sane , y que al día siguiente nos permita recordar, al menos, lo más importante para poder anotarlo en nuestro cuaderno.

Una vez cómodamente en la cama, con una luz tenue que te capacite para ver levemente la imagen, harás unas respiraciones abdominales para relajar el organismo. Observa bien la carta, empieza por el lago, vas a tomar el lugar del cangrejo.

Siente el agua fresquita y limpia, asoma la cabeza y observa la noche, la hierba, la luz de La Luna iluminará tu camino y vas saliendo del agua. No tengas miedo al salir a la superficie, muéstrate tal como eres sin vergüenza. El perro y el lobo están ladrando, aullando, pero no te molestan. Camina hacia la fuente de luz y mira tu cuerpo. Estás desnudo y lleno de brillo, los rayos de La Luna te iluminan, te sanan. Si tienes algún dolor, fija tu mirada en la zona y observa como las lágrimas de La Luna lo cubren y el dolor va desapareciendo. Es el momento de aprovechar para eliminar toda carga negativa que pueda haber en ti. Siente las plantas de tus pies descalzos sobre la hierba, y déjala ir a través de ellas.

Después quédate en medio de las dos torres, están sobre un suelo desigual, son ilusorias, ahora vas a liberar todo lo que te pueda hacer daño por dentro. Las angustias y decepciones que puedas sufrir son como un reflejo, no son tan reales, simplemente están en tu mente. También somos lo que pensamos, así que, si paralizas tu mente por unos segundos, también paralizarás esos pensamientos tan angustiosos y dejarán de molestarte, independízate de ellos, sentirás alivio.

Libérate, cierra los ojos. Proyéctate dentro de La Luna. Descansa y sueña.

Esta práctica desarrolla la capacidad para programar y controlar tus sueños. Ejercita tu propia técnica con esta guía. Realízala siempre que quieras. También existen técnicas de visualización con este arcano para trabajar la Proyección Astral. Espero poder compartir en un futuro mis experiencias con ese tema.

Es importante mencionar que El Lago en esta lámina tiene mucha importancia, según los egipcios, es el ojo de La Tierra por el cual los que habitan en el submundo pueden ver qué hacen los hombres vivos. Es una puerta, un espejo. Para ellos, el océano, el mar, las superficies de agua en general, simbolizan lo misterioso, lo escondido, lo que está oculto. La Luna es la feminidad, la matriz y es el paso al más allá, a otros planos. Es como una especie de limbo donde esperan su muerte las almas de los elegidos.

nut

Es necesario para mi hacer referencia a la Diosa Nut, el origen de la divinidad para los egipcios:

Representa el universo físico, la bóveda celeste y , como tal, figura con los astros navegantes en el interior de su cuerpo. Ella se tragaba cada noche a Ra y éste recorría su cuerpo; por la mañana aparecía el sol completamente renacido en forma de escarabajo o niño, después de que la diosa le hubiera dado a luz. En este aspecto puede ser representada dos veces, una como cielo diurno y otra como el nocturno. “

Bajo el aspecto funerario, al igual que daba a luz al sol, también hacía renacer a los difuntos y les acogía en el Más Allá. Fue una de las deidades a la que se encomendaban los finados.”

Fragmento de El Libro De Los Muertos egipcio.

Ilustraciones: Tarot de Los Secretos, Marco Nizzoli, 1997. Lo Scarabeo

Tarot Marsella

 

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario