La Muerte y La Luna

Elige tu tirada aquí

Las combinaciones de naipes es amplia. El abanico de posibilidades que nos muestra el Tarot para mí es infinito, y es el aspecto primordial sin duda que más me atrae de este “Arte”. No solamente me pasa en este campo, en cada cosa que me meto no alcanzo a ver el final, y eso me hace fluir, el propósito no es llegar, sino disfrutar el camino.

Estos dos Arcanos mayores podríamos incluirlos en el rango de la oscuridad por así decirlo, las cartas de la noche, de las caídas, los descensos, etc. Creo que podrían hacerse muchas categorías, incluso cada uno podría hacerse las suyas propias. Cuando a ti, que tienes tu baraja, te apetece sacar un par de cartas simplemente por curiosidad y te encuentras con esta combinación o cualquier otra, lo más probable es que tu mente reaccione de alguna manera inesperada.

¿Qué tal por la mañana para ver qué consejo te trae hoy? ¿Qué tal por la noche al final de la jornada? Lo mismo das con una explicación de lo más sencilla a ese acontecimiento que no te ha terminado de encajar en ese día. Las cartas muestran señales/mensajes/signos de atención, etc ocultos, pero no porque sean un gran misterio, sino porque la mayoría de las veces tenemos algo justo delante de nosotros y no lo vemos… Puede explicarse así, que las imágenes ayudan a ver lo que con nuestra mente nublada y ocupada ignoramos, e incluso ni así, conseguimos encontrarle una explicación a lo que nos muestran. No pasa nada, seguramente pronto uno acaba entendiendo con cualquier hecho cotidiano.

¿Cómo enlazar un final con La Muerte y una Luna que le sigue? Las respuestas pueden ser muchas, no tengo normas para las combinaciones, siempre las interpreto en el contexto, pero desde luego, los cambios y transformaciones están asegurados. Como también son cartas relacionadas con el destino, muchas veces suelen ser repentinas, nos descolocan, conmueven o agitan a cualquier nivel: físico, emocional, mental o espiritual. Cuando te adentras en el viaje a la oscuridad para liberarte de lo que se ha convertido en parte de ti y de tu vida, La Luna acentúa e intensifica más aún la percepción, las sensaciones, las dudas y preguntas en esa senda, haciéndola más difícil y disminuyendo el estado de ánimo por la incertidumbre. Este sentimiento puede durar una tarde, una semana o quizás meses, pero todo lo que baja sube, y en una combinación diaria, puede hasta mostrar un rato de desgana, debido a una pérdida que con el paso de un par de horas o cinco minutos, veremos que no tenía tanto valor. La vulnerabilidad es momentánea. De ahí, una floja descripción de la magnitud y posibilidades que tiene un mensaje del Tarot.

Ilustraciones: Tarot del Iniciado, Norbert Lösche, 1988. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí