El Sumo Sacerdote

Elige tu tirada aquí

Este Arcano es también llamado El Papa o Hierofante. Es el hombre dotado de poder espiritual en el plano terrenal. Es el intermediario entre el hombre aprendiz y Dios/ Energía Universal. Es el encargado de transmitir al discípulo la sabiduría divina a través de los dogmas sagrados, las más antiguas creencias y tradiciones. Es la más poderosa representación de Dios en cualquiera que sea su religión, la suprema autoridad y el máximo exponente de fe. Es el conciliador entre el cielo y la tierra, otorga perdón y bendición. 

En la imagen derecha adjunta del Tarot Clásico, como en el caso del Tarot Marsella y Rider, el Sumo Sacerdote porta en la mano izquierda el Cetro de poder de tres brazos al igual que la Tiara, de tres pisos representan el poder que tiene en los tres planos, anímico, físico y mental. Con la mano derecha, bendice a sus dos monaguillos, discípulos que están a su lado para aprender las leyes, los mandamientos y las escrituras sagradas. Estamos entonces ante el Maestro, que demuestra confianza, perseverancia y enseñanza.

Hay veces que cuando aparece este arcano, significa que “va a aparecer un maestro espiritual en tu vida”. Cuando nos dicen ésto, y nos lo creemos, estamos con los ojos abiertos, no vaya a ser que se presente nuestro “guru”, el que nos abrirá las puertas del cielo, del conocimiento, y no nos demos cuenta. Bien, hay veces que uno tiene la suerte de encontrar maestros con los que  puede ir aprendiendo a encauzar su “camino espiritual”.

La tradición “guru-kala” de la que se habla, es la que no está en los libros, es la que va desde la voz del maestro al oído del discípulo, es la enseñanza exotérica directa. Y digo exotérica, porque es el hombre que inicia a los interesados y el que da las claves, las rutas, las normas y las pautas para empezar el camino hacia lo eterno. La Doctrina Secreta, la esotérica y misteriosa la enseña La Suma Sacerdotisa, y ella vive en nuestro interior. Quiero decir con todo ésto, que nunca se me olvidará el día en que un maestro me dijo que escapase siempre de aquel que dijese que tiene “la verdad”, pues la verdad no es posesión de nadie, la verdad está en cada uno de nosotros.

Todos los entendidos llegan a la conclusión de que cada uno es su propio maestro, simplemente que aquellos más experimentados nos enseñan los pasos para encontrarnos con él, es decir, con nosotros mismos. Por lo tanto, lo mismo no tiene que aparecer el “gran maestro”, puede ser también que tengamos que hacer un trabajo para analizar en profundidad qué es lo que está pasando con nosotros. No hace falta un ejercicio de introspección denso como sería el caso del Ermitaño, más bien se trabaja con nuestro sistema de creencias.

Y el tipo de preguntas que yo me hago cuando voy a visualizar  El Sumo Sacerdote son ¿Los valores que doy por sentados y propios, por qué lo son? ¿ En qué creo en realidad? ¿Qué es lo que de verdad me moviliza espiritualmente?  

Ahí es cuando me paro a pensar y me percato de que más de la mitad de las cosas en las que creo las he adquirido desde mi infancia hasta hoy. Más de la mitad eran creencias de mis padres, mis abuelos, tíos, amigos del colegio, de la Universidad, etc. ¿Quién infundó tus prioridades políticas, por ejemplo?  Hemos ido recogiendo todo lo que escuchábamos a los demás y se han convertido en nuestra personalidad. Busquemos a nuestro “Papa interno” y veamos qué creencias son las nuestras, desde luego es un buen comienzo y sorprenden mucho los resultados. 

El número V que es el de este arcano, representa el espíritu sobre los cuatro símbolos de los cuatro elementos del pentagrama. Aquel que se cree que tiene dominio espiritual sobre toda la naturaleza, que se piensa que ofrece el camino único, la ley única y la salvación, lo único que traerá será odio, temor y destrucción. Nuestra civilización debe borrar esas creencias, pues se ve que esa actitud no ha funcionado. 

La visualización con este Arcano, tiene como objetivo recibir y dar consejo. Es decir, puedes trabajar esta imagen para obtener consejo de tu voz interior a través de la conexión con un maestro imaginario. También, puedes pedir por otros. Desarrolla la intuición, el discernimiento, la constancia, la selección, la confianza y el encuentro del sentido de nuestra vida.

Sitúate en tu mesa de trabajo con el Arcano del Papa o en tu posición de meditación habitual en el suelo, como te sea más cómodo. Esta práctica será breve y sencilla, pues se trata de encontrar respuestas, y sino se dan, no hay que forzar. Primero, apacigua la mente a través de la respiración y la relajación de la postura, recuerda que nunca se puede estar forzando la posición, pues se trata de estar cómodos y con la suficiente fluidez para adentrarse en el Arcano.

Observa la imagen y quédate con todos los detalles, cuando te sientas preparad/a la lámina aumentará en tu imaginación y te identificarás con uno de los monaguillos. Estás arrodillado/a, rezando frente al maestro esperando su iniciación, su bendición, su mensaje. Mírale, verás que tiene una expresión serena, cálida y un aura que cada vez ilumina más su trono. Se expande de tal forma que se junta contigo y te ilumina, si quieres saber cómo proceder en tu vida, si quieres pedir ayuda de cualquier tipo, pídesela y espera a ver qué te tiene que decir. Puede ser mediante la palabra, un gesto o a través de los ojos transmitiéndote una imagen mental. Todo puede ser una señal. Sino encuentras nada, no te preocupes, a la próxima vez se dará. Si quieres pedir por alguien, para que el canal sea más corto, lo mejor es que poseas el cuerpo del sacerdote, así podrás comunicarte con la esencia y esperar si te llega algún mensaje para esa persona.

Agradece en todo momento si hay respuesta como sino. Intenta seguir con ese estado de calma hasta el final, vuelve a sentir tu cuerpo físico y lleva la atención de nuevo a tu respiración sin hacer nada con ella, simplemente observa. Es posible que en el camino de retorno te llegue alguna clave, o también en los días próximos. Este ejercicio es bueno tomárselo como una herramienta de concentración para alcanzar la paz interior, cuanto más acallada tengamos a la mente, ésta nunca se calla pero si podemos controlarla, mejor estará nuestro “enchufe” a nuestro maestro.

El Sumo Sacerdote puede representar a un cabeza de familia ya mayor, como un abuelo por ejemplo. También persona esclava de sus propias creencias, tradicionalista y con necesidad de la aprobación de la sociedad. Perfil convencional que no quiere cambiar.

La Cruz de Malta es portada por el Sumo del Tarot Visconti-Sforza (imagen izquierda adjunta), y en el Tarot Marsella ( utilizado en las tiradas gratuitas de este blog) está dibujada en sus guantes. Es el símbolo de los Caballeros de La Orden de Malta que también es el de la clave iniciática  que ejerce nuestro personaje.

Ilustraciones: Tarot Visconti-Sforza, 1450. Lo Scarabeo

Tarot Clásico, 1880. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario