El Loco

Elige tu tirada aquí

El Loco; por norma general está numerado como nº 22 o nº 0. Lo que no cambia, es que le pongas el número que le pongas siempre irá después de El Mundo (XXI) y antes de El Mago (I). Los 22 Arcanos mayores están unidos formando una línea circular imaginaria. Representan un ciclo colmado de experiencias en cada uno de los Arcanos. Es el denominado “Viaje del Héroe”, el hombre atravesando dificultades, alegría, tristeza, gloria, lecciones… Cuando acaba en El Mundo, se une al Cosmos; al Universo, sintiéndose como unidad con él, y después vuelve a empezar como ser individual inexperto e inocente. Cuando vuelve a “nacer”, lo hace con la carta de El Loco y volverá a experimentar otra ruta donde seguirá evolucionando hasta llegar al Arcano XXI, repitiendo cada ciclo una y otra vez las veces que sean necesarias. 

El Héroe del Tarot es El Loco. No es el hombre fuerte, no es el hijo del que más espera su rey padre, porque le toma por tonto, flojo y despistado. Sin embargo, en muchos cuentos resulta ser el más afortunado, porque si tres hermanos emprenden un viaje para encontrar una pócima, los dos más experimentados no dan con ella y el menor, el inocente, por un triste tropiezo va y se la encuentra.

Los héroes de las leyendas suelen tener padres divinos y terrenales. En el Tarot también EL Loco tiene dos padres divinos, EL Mago (I) y La Suma Sacerdotisa (II) como principios primitivos masculino y femenino, yin y yang, la fuerza activa y la fuerza receptora. Y después tiene a La Emperatriz (III) como madre terrenal, fuerza natural y manifestación de la polaridad femenina en La Tierra y el Emperador (IV) como padre, representando el orden y la polaridad masculina material. Después, El Loco se encuentra con El Sumo Sacerdote que le mostrará el camino de la conciencia, se encargará de la educación del niño, es el profesor, el mentor…y así seguirá sucediendo por todos los demás Arcanos Mayores

Es el que ha vuelto a la vida, para realizar un viaje en el que constantemente deberá de elegir entre el bien y el mal, dotado del libre albedrío, deberá elaborar una propia filosofía y se adentrará en una nueva etapa en la que deberá buscar el autoconocimiento y la Paz interior. Este Arcano tiene un pasado, ese es el perro que tira del chico, en el caso de Etteilla (imagen derecha adjunta) es un felino, pero significan lo mismo. Este pasado hace referencia al Akasha, a los Registros Akáshicos. Ésto es la Suma Total de la Memoria Universal, que se mantiene en cada uno de nosotros en el inconsciente, en el alma. Son el aprendizaje acumulado que llevamos en nuestra mochila, de cuyas experiencias no nos acordamos porque tuvieron lugar en vidas pasadas. El inconsciente puede ser despertado de múltiples maneras alcanzando estados de trance, y en varias religiones y culturas hay una creencia absoluta sobre ésto. El Tarot es una herramienta más para alcanzar estados de meditación profundo y trascendental que requieren mucha práctica y concentración previas como cualquier otra técnica. La que tú elijas, será la mejor para ti. 

Ésta sería la descripción del significado más profundo de este Arcano, en la vida cotidiana habla de procesos, etapas y nuevas experiencias a las que nos enfrentamos. El Loco describe a una persona que quiere experimentar nuevos placeres, nuevas sensaciones, que está ilusionada, no le importa el riesgo, quiere aventuras y no tiene miedo. Se ve al personaje del Tarot del Iniciado (imagen izquierda adjunta) al borde de un precipicio (al igual que el de Rider Waite). El Loco es alguien  que no tiene maldad, la rosa blanca que lleva en su mano en el Tarot Rider Waite, refleja la pureza se su ser. Está dando un brinco, sin importarle las consecuencias que sus decisiones puedan tener. El suelo es irregular, mostrando así que el camino tiene tropiezos, no es un “camino de rosas”. La bolsa que lleva es lo justo y necesario, no le va a hacer falta mucho porque va a empezar de cero. Así se ve al Loco de Etteilla (imagen derecha), con un aspecto desenfadado y humilde, numerada con el 78, el último de todos los arcanos. El perro, le advierte de las experiencias pasadas en esta misma vida, pues estamos hablando ahora del El Loco en un sentido más práctico. Los cascabeles y su tintineo hacen que el personaje no atienda a razones ni consejos, y el traje de bufón/arlequín que viste y que en la imagen derecha se muestra también con un títere añadido como otro elemento fundamental de la imagen, nos enseña el lado más burlesco de esta carta.

Decimos con ésto, que este Arcano muestra en un lugar no positivo en la tirada, a una persona débil, un poco histérica, ansiosa, caótica y que pierde la noción del tiempo y la realidad, que habla consigo mism@ y que roza la locura como enfermedad en caso extremo (solamente en casos aislados y dependiendo de las demás cartas). Como situación, advierte de resultados inciertos tirando a fracasos, falta de razonamiento y responsabilidad. Momentos en los que se “tira la casa por la ventana” sin pensar en las consecuencias, convirtiéndole en alguien pobre y egoísta cuando genera daños colaterales en la gente de su alrededor. El que renuncia, lo deja todo y desaparece sin pensar y sin escuchar a nadie.

Trabajar esta carta hace de antidepresivo, pues ayuda a calmar los nervios. Este arcano está en dos planos, tiene dotes de médium y es muy creativo, tiene muchísimas fantasías e imaginación. El razonamiento no es su fuerte. Le gusta encontrar respuestas aunque parezcan insignificantes y le encanta descubrir los pequeños secretos. Después de hacer una relajación, mediante tu postura sentada, realiza unas respiraciones abdominales, relaja los músculos de la cara y los brazos, y toma conciencia de tu estado corporal en ese momento. Trae la imagen del arcano a tu mente, obsérvala y empieza a anotar una calor y cosquilleo en tu coronilla. Imagina que entra una luz amarilla y fuerte desde el cielo y recorre toda tu cabeza, tu cuello, tus brazos, tu espalda y llega hasta la punta de los dedos de tus manos y pies relajando y sanando cada uno de tus ramificaciones nerviosas.

Ahora ponte la ropa divertida del Loco, coge tu bolsita, tu palo y lánzate a caminar. Observa el paisaje de tu carta y disfruta del paseo. De repente, no puedes seguir, estás al borde del precipicio. El perro te ha estado ladrando, avisando de que no vayas tan rápido, reflexiona. Es tu momento de lanzarte a lo nuevo, pero piensa en los fracasos anteriores, no para deprimirte sino para prometerte que esta vez, no caerás en las mismas trampas, no te traicionarás a ti mism@ y conseguirás que los bienes materiales y los apegos a todo lo que vive a tu alrededor no condicionarán tu nueva vida ahora, estarán a tu lado, pero no los poseerás, nadie posee a nadie y lo material tarde o temprano desaparece. Vive tu nueva etapa caminando hacia la evolución, se compasivo, optimista y trata a los demás con respeto y cariño. Puedes quedarte allí haciendo tus propio repaso personal, nadie se conoce mejor que tú. Sal poco a poco de esta lámina y vuelve con tu perrito, que no te abandona. 

Ilustraciones: Tarot del Iniciado, Norbert Lösche, 1988.

Tarot de Thot, Etteilla, 1970. Lo Scarabeo

 Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí

Deja un comentario