La Muerte

Elige tu tirada aquí

Este Arcano es el primero que nos encontramos que no tiene nombre. Creo que quizás es porque La Muerte, no existe. La materia no se destruye, se transforma. Se puede sufrir una muerte física y a consecuencia, ya como alma, ascender a otro lugar que se nos tenga preparado. Aún así, cuando aparece esta carta no viene por norma a avisarnos de ello, solo en ocasiones contadas y dependiendo de las cartas adyacentes señalará tal circunstancia.

Lo más importante a destacar sobre esta lámina, es la transformación del ser, del individuo que trasciende del contacto primordial con la materia al encuentro con la espiritualidad. Lo que realmente muere es el ego o el yo, seguido de un renacimiento. Si trasladamos esta interpretación a la vida cotidiana, leemos que lo que existe sobre todo es un cambio de estilo de vida, algo ha de ser saneado, final de una situación insostenible. Limpieza.

Este jinete tiene el poder de visitar otros planos de conciencia, y también la persona se puede imaginar como él para la inducción a estados de ensoñación o concentración profunda para contactar con antepasados. Yo no lo he utilizado para eso, pero me consta que así se hace. Más bien, lo empleo para recapacitar y ser consciente de que, lo que no sirve hay que dejarlo y lo que nos retrasa en este camino ya no nos sirve. La certeza de la existencia de un futuro prometedor brindará nuevas y excitantes experiencias.

Para saber discernir qué es lo que debemos dejar o qué es lo que debemos cambiar para avanzar, es necesario una reflexión, y ahí es cuando resulta de gran ayuda hacer la visualización con El Arcano Mayor de La Muerte.

Si se observan estas dos imágenes, se ve que la escena se presenta desolada, todo lo que existía se ha roto, en la noche todo se hace oscuro, la única luz que asoma es derivada del fuego que ha ayudado a que todo desaparezca. El fuego purifica. La guadaña es la herramienta con la que va retirando los obstáculos y es un esqueleto porque se ha despojado de todo lo que tenga un atisbo de terrenal. La capa que le cubre será lo que le proteja, su propia actitud, para ir creándose una nueva y diferente vestimenta. 

Una vez seleccionada tu imagen de esta ocasión, céntrate en ella y descifra todos sus detalles. Elige si deseas hacer el ejercicio sentado/a en una silla apoyando la carta sobre tu mesa de trabajo o si prefieres hacerlo en el suelo en la postura acostumbrada. Siempre espalda y cuello en línea recta, con una preparación previa de desconexión de los factores externos que puedan distraerte. Recurre a la respiración abdominal, ella te relajará. Preferiblemente hacerlo en la tarde noche.

Encuéntrate con este personaje huesudo, tiene una altura desproporcionada, está montado en un caballo enorme, negro y brillante. Dile que baje, no le tengas miedo, quieres verle, la muerte no te asusta. Escucha el impacto de sus pies con la arena, todo está seco. Mira su cráneo, sus piernas y su arma afilada. Ya le tienes frente a ti, se agacha para verte de cerca y de repente te das cuenta de que le estás mirando las cuencas oscuras de sus ojos, escuchas tu respiración y la del animal, pues el esqueleto, no vibra, no palpita, parece vacío. Sigue observando sus agujeros negros y entra en ellos.

El frío se te había metido en el cuerpo, pero a través de la relajación comienzas a ver un punto de luz entre toda esa oscuridad, este personaje está transformándose en un ser angelical, que te va a ayudar a seguir en tu camino, te va a aconsejar y te va a dar una nueva oportunidad, ahora volverás a empezar. Date cuenta de que La Muerte es simplemente un estado; transforma el miedo a ella en la aceptación como parte del ciclo de la vida. Quédate con esta sensación, poco a poco  sal de la visualización, e intenta descansar esta noche con alivio y felicidad, pues aún queda mucho por aprender.

Iustraciones: Tarot El Bosco, A. Alexandrov Atanassov, 1990. Lo Scarabeo

Tarot de Los Secretos, Marco Nizzoli, 1997. Lo Scarabeo

Elige tu tirada aquí

Postura de Loto

Elige tu tirada aquí

En todas las visualizaciones con los Arcanos Mayores del Tarot que he expuesto en este blog, indico que es recomendable adoptar una postura sentada, puede ser en una silla o en el suelo. En el caso de sentarse en el suelo, siempre hablo de la postura de loto o padmasana (en sánscrito). Es una postura muy conocida, pero por si acaso, explico aquí cómo hacerla correctamente. Ante todo ropa cómoda y temperatura ambiente confortable. 

Primero, sentados en el suelo con las piernas estiradas, flexionaremos la pierna izquierda y posaremos el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Es bueno inclinarse un poco hacia atrás para posar ahora el pie derecho sobre el muslo izquierdo, así la pierna será un poco más flexible. Los talones estarán a ambos lados del ombligo y las rodillas estarán alineadas apoyadas en el suelo. Se trata de conseguir que la espalda esté recta de una forma natural, se aconseja el uso de un cojín sobre el que sentarse para elevar. Si se nota cierta incomodidad en los tobillos o rodillas o cualquier mínima tensión, abandonar el intento para evitar posibles lesiones.

Una alternativa fácil e igual de efectiva para nuestro cometido, es cruzar los tobillos y dejarlos en el suelo sin necesidad de que las rodillas lo toquen, es la postura fácil o sukhasana (en sánscrito). La espalda se mantendrá erguida como si quisiese crecer hasta el cielo, no arquear la zona lumbar haciendo una ligera presión consciente en la zona pélvica para evitar curvaturas indeseadas. Después de unas rotaciones lentas de los hombros con movimientos hacia delante y hacia atrás,  relajaremos los brazos colocando nuestras manos sobre las rodillas hacia arriba o hacia abajo, o con un mudra conocido para la práctica (en sánscrito indica la posición de las manos y de los dedos de una estatua como hacen las divinidades de las religiones hinduístas y budistas; un ejemplo es tocar el dedo índice y pulgar de cada mano, y mantener el cierre hacia arriba o hacia abajo con las muñecas relajadas). La cabeza siempre deberá estar recta con la nuca estirada, sin arrugarla, y la barbilla inclinada ligeramente hacia el pecho para que la columna esté lo más vertical posible. Utilizar un cojín sobre que sentarse es de gran ayuda, pues las caderas deben estar a la altura de las rodillas, y no éstas más elevadas porque provoca molestias y cargas indeseadas.

La simetría perfecta de nuestro cuerpo ayuda a que la energía fluya mejor, favorece la concentración y la fijación de la atención en la respiración, la visualización o cualquier órgano, zona o centro energético del cuerpo.  Para salir de la postura hacerlo lentamente, sin prisa y ayudando con las manos si es necesario para retirar el posicionamiento de los pies y las rodillas. Hacer unos movimientos suaves con las articulaciones y levantarse siempre de lado y despacio.

Elige tu tirada aquí

El Emperador

Elige tu tirada aquí

El Emperador es un Arcano que ejerce dominio y control sobre la materia que le rodea, las personas, las situaciones, los acontecimientos, los pensamientos y las emociones. Es un Arcano activo y fuerte, simboliza la disciplina, el orden, la autoridad y también la fuerza masculina. Sostiene un cetro con la mano derecha, la de la razón, y con la mano izquierda, como en la foto derecha adjunta ( Emperador del Este Tarot Minchiate) y también en el Tarot Rider, un frágil globo, símbolo del poder femenino para equilibrar y moderar la gran fuerza masculina protagonista en este ambiente. Se le atribuyen atributos como esclavizador de los hombres, egoísta, orgulloso y dominante, con lo cual, es importante algo de energía femenina para compensar y no hacer del Emperador un hombre viril en exceso, sin piedad e insoportable.

El Emperador es el arquetipo del padre, es la pareja de la Emperatriz, la madre. En el Tarot de Marsella (imagen izquierda adjunta)  La Emperatriz y El Emperador son imágenes muy parecidas, ambos se protegen de un escudo muy similar, con diferencias en la postura del águila, en La Emperatriz, ésta mira hacia la derecha y en El Emperador, ésta mira hacia a la izquierda, se buscan, se complementan. Son el matrimonio de las fuerzas físicas en La Tierra. Si ella es la acción, el número tres, la creación, él es el número 4, el fruto de la acción. Él solamente tiene visión para las cosas tangibles, concretas y prácticas.

Necesita ver para creer, y se mueve en el mundo de las formas, sino, se pierde. Él tiene la capacidad de materializar las ideas y proyectos que ya han sido «dibujados» en su cerebro gracias a la inteligencia de su anterior naipe. Sabe priorizar un tema sobre otro, establecer normas, reglas, leyes y ejercer justicia. Es capaz de sintetizar en pocas palabras cualquier complejidad, sabe categorizar, organizar y sustraer las palabras claves, tiene visión de conjunto y voluntad para emprender. 

Una de las características a destacar de este personaje que todos llevamos dentro, es el poder de controlar las emociones a través de la propia mente, aquella que debemos tener también controlada, así se alcanza el autoconocimiento. Con su cetro domina «los poderes del mal», es decir, los malos e innecesarios pensamientos que no construyen nada, solamente contaminan. También tiene las piernas cruzadas, muy representativo en este arcano, por lo que he leído, algunos autores de diferentes barajas comentan que es aludiendo a los cuatro elementos, y otros hablan también de la postura típica del gobernador, «El Rey», antes de emitir sentencia. Sin duda así lo manifiesta su corona y también «el collar de líder» que aún se acostumbra en muchas sociedades. 

Toda esta descripción la encuentro necesaria para reforzar que cuando tienes El Emperador delante, te quiere decir que estás en un momento en el que necesitas y tienes la habilidad suficiente para controlar tus pasiones y despistes, puedes organizar y estabilizar tu vida porque tienes esa energía de este gran líder. Hoy puedes resolver aquello que tenías pendiente, las piezas han encajado perfectamente en tu cabeza y tienes poderío y autoridad para ejecutar. El lado contrario de esta imagen es la perfección exigida exagerada o la firmeza vaga y fingida. También falta de madurez, un hombre muy grande con un interior de niño pequeño, débil y sin fuerza de voluntad. Puede ser un padre o un jefe recto y resolutivo, digo de admirar, o un padre o jefe tirano, explotador y carente de escrúpulos. 

Después de haber llegado hasta aquí, entendemos que el trabajo de reflexión con este arcano se basa en el desarrollo de la lógica, la iniciativa y el aprendizaje para razonar y dirigir desde las propias emociones hasta los propios pensamientos. Se trata de relajarse como habitualmente haces, hacer unas respiraciones amplias, observar la imagen y meterte dentro del personaje. Al ver que tienes todas las armas de poder que hemos leído hasta ahora, que de repente tu mente está lúcida y no se distrae con los disparates y fantasías de la mente, los observa y los deja pasar, empezarás a vislumbrar cómo ordenarías tu mundo, tu vida. La energía esta vez entra en tu cabeza por la coronilla como un chorro de luz blanca que baja desde el cielo, ella te cargará. Es muy recomendable realizar la concentración/meditación con este arcano para convertirte en algo que va más allá de ti mismo/a, que sabe ver lo que ocurre y sabe separar lo que es imaginación, recuerdos, fantasías futuras… para así limpiar y refrescar y ver con mayor facilidad lo que debes hacer en ese momento. No intentes someter a los demás a tu poder en este ejercicio, utilízalo para ti. Si algo o alguien te sobra en tu vida o no te gusta cómo se comporta contigo, dile que venga y pídele al Universo en su presencia, que tenga más en cuenta tu persona y que sea más considerado contigo, por ejemplo, así hasta que creas que has acabado con todas las personas de tu alrededor. Nunca intentes desfavorecer a nadie, tu fuerza ahora es muy potente y simplemente tratas de poner un poco de disciplina. Poco a poco relájate y sal del Emperador, vuelve a ser tú con calma hasta llegar a este plano.

El Emperador es Aries, el Carnero. En muchas de las cartas del Tarot, como en la de Rider, sus cabezas con cuernos aparecen detrás de él, en su trono.

Ilustraciones: Tarot Marsella,

Tarot Minchiate Florentina, Anónimo, 1806. Lo Scarabeo

 

Elige tu tirada aquí

El Juicio

Elige tu tirada aquí

El Arcano número XX El Juicio, está un paso antes de el encuentro con El Mundo. Para alcanzar éste, es necesario escuchar la llamada de la trompeta del Juicio, y no solamente para entender, sino para comprender, sentir y reconocer que debemos desprendernos de nuestra personalidad atada al mundo de los fenómenos y reconocer nuestra alma como parte de la conciencia cósmica.

Al trabajar con este Arcano, se empieza por reconocer todo lo que hemos hecho en la vida que estamos cumpliendo ahora. Debemos dejar atrás el pasado de la vida ordinaria, con sus errores y fracasos, también con sus logros y éxitos y perdonar todos nuestros actos en nuestra vida terrenal. Es cierto que estamos ante «El Juicio Final» donde se decide qué va a ser de nosotros después de la  Muerte corpórea, donde se nos juzga y se nos dicta sentencia, todo lo que hayamos aprendido ahora no deberemos aprenderlo en la nueva reencarnación.

Pero sin necesidad de irnos más allá, para seguir evolucionando en la actualidad, lo mejor que podemos hacer es seguir después de haber limpiado nuestro espíritu. Haciendo la gran reflexión, para seguir avanzando, es necesario darnos un toque de vez en cuando  y replantearnos nuestros objetivos, deseos y ambiciones, así nuestra creatividad y espiritualidad emergerán. El Juicio es la preparación para la curación, física, anímica, mental y espiritual. Es el encuentro con nuestra alma. Es la sanación total, la entrada al Universo habiendo pasado por la limpieza exigida para el disfrute y gozo de lo siguiente, la preparación para lo que vendrá. La Revelación. Al comprender que nuestra existencia es parte de «La Existencia» el amor es más puro, la entrega es más perfecta y limpia, y el resultado será el acceso a la plena lucidez.

Este Arcano tiene una estrecha relación con el Karma, pues habla de la Reencarnación (Muerte-Renacimiento). Aquí, las almas ascienden al «cielo» donde esperarán el momento preciso para su nueva encarnación. Cada Alma elegirá qué nuevas experiencias vitales necesita experimentar y así perfeccionar su evolución. Seleccionará los padres, la familia, el entorno, etc. Pues no todas las almas tienen las mismas oportunidades, depende de dónde nazca, cómo, con quién se desarrolle y se encuentre en la vida… Por ello, para las religiones, culturas, sociedades, etc, que creen en este fenómeno, es  muy importante pasar por infinitas realidades físicas, para que no quede nada sin aprender en este plano, y todas ellas puedan adquirir la sabiduría. 

Cuando aparece esta carta a veces es bien recibida y a veces no tanto. Es decir, como viene a decir que hay que adquirir cierta madurez para desenterrar algo a lo que hay que enfrentarse, es posible que ese «algo» no nos haga gracia tener que revivirlo. Como carta del día, lo mismo nos viene a decir, por ejemplo, que ese rencor hacia esa persona que llevamos acumulando, a pesar del tiempo que ha transcurrido desde aquello, meses o incluso años, nos provocó tanto dolor, que se está repitiendo y lo tenemos  en el fondo de nuestro corazón. Debemos perdonar a los demás y perdonarnos a nosotros mismos para sanarnos y liberarnos de ese recuerdo ingrato de dicha experiencia. El propósito es alcanzar el despertar de una filosofía de vida, la fe en la supervivencia después de un proceso doloroso. Hay que olvidarse de lo mal que hicimos eso o lo mal que nos comportamos respecto a lo otro. Reconocer momentos duros no es agradable para nadie, pero no está de más trabajar con ello siempre y cuando nos sintamos preparados y nos veamos capaces de salir con una actitud más ligera y serena, pues de lo contrario no estaremos evolucionando, sino todo lo contrario. 

El Sonido del Universo: El Planeta vibra, toda la materia se encuentra en un estado de vibración, está en movimiento aunque no seamos capaces de percibirlo.  Nuestra energía vibra acorde a la energía del Planeta, cuando ésta cambia por alteraciones, en las estaciones por ejemplo, nuestra energía también lo hace. Nuestro estado de salud influye en nuestra vibración, y cuanto más alto vibremos, más conectaremos con la energía acorde a la nuestra y ampliaremos nuestro nivel de conciencia. Si nuestra frecuencia es baja a causa de nuestros pensamientos negativos, nuestro estado de salud enfermo o nuestra baja autoestima, atraerá personalidades y energías de baja frecuencia también. Todo está relacionado, incluso cada nota musical con un color, con un chakra, con cada fenómeno natural ( agua- mares- verde turquesa- nota musical Fa). Según las antiguas doctrinas, el principio de la creación tiene un sonido, tiene una vibración «AUM», es el Verbo y la Santísima Trinidad.

Ahora sabiendo un poco que todo lo que existe tiene un sonido y una vibración, vamos a trabajar con este arcano la sílaba (biya en sánscrito) más importante; El tan conocido y eficaz sonido OM. 

La Trompeta que sostiene el Arcángel Gabriel de la imagen del Juicio emite este sonido. Simboliza la expresión de la manifestación del cielo, de la Divinidad. Este instrumento es la palabra, el origen, la voz, el Verbo. Si queremos conectar con la «verdad», con la energía Universal, debemos sintonizar son su palabra, son su sonido y su vibración. Por todo ésto he querido hacer la muy breve resumida aclaración anterior que a mi me fue de mucha utilidad para conectar con esta carta, a veces tan complicada de interpretar, sobre todo por toda la simbología mística y significativa que tiene. 

Elige tu naipe y siéntate en posición de loto o en una silla con los pies bien apoyados en el suelo, espalda recta y cómoda. Realiza unos ejercicios rotativos suaves con tus hombros, hacia delante y hacia atrás, para que se apoyen de forma floja y relajada tus manos en tus muslos. Introduce ligeramente la barbilla hacia el pecho, para que tu coronilla se estire hacia el techo y te mantenga erguido sin hacer ningún esfuerzo. Realiza una serie de respiraciones abdominales y conéctate con La Tierra. Abre los ojos y observa el Arcano del Juicio. Bien, una vez estudiado el ambiente y los personajes, cierras los ojos y te introduces en la tierra, donde la oscuridad no te deja ver nada, sólo sientes la vibración del planeta en todo tu cuerpo. Sigue respirando ahí.

De repente escuchas un sonido grave, como salido de un cuerno que llama a tu conciencia, te despierta y te hace salir de la Tierra, te hace renacer. Al salir, verás que no eres el único/a, hay más gente que se encuentra en tu situación como ser humano que eres. Evalúa tu vida como todos los demás, recapacita, perdónate a ti mismo, perdona a los demás, a algunos los conoces y te han hecho daño, perdónales también. ¿Qué quieres hacer? ¿ Te apetece llevar a cabo los proyectos que te has dejado? Los harás pero de otra manera, desde una perspectiva más fiel a ti mismo, desde la felicidad y ayudando y dejándote ayudar. Lo harás desde la experiencia cósmica. Quédate allí mira hacia el Ángel y su trompeta, escucha su OM y repítelo suavemente en voz baja, como te salga. Localiza la base de tu columna vertebral, invádela con el Om, sigue respirando, lleva la atención al ombligo y envíale la vibración del OM de nuevo, luego a la zona del vientre, después séllalo también en tu pecho, en tu garganta y para finalizar el recorrido en tu frente, y en tu coronilla. Estás en sintonía con la palabra divina y has recibido su bendición. 

Quédate unos instantes con la sensación, agradece al Arcángel que te haya despertado y poco a poco sal de esta escena. Antes de abrir los ojos es recomendable realizar tres respiraciones completas lentas y con plena atención para abrirlos y salir poco a poco de la postura. 

Para completar este texto, el mensaje/consejo de este naipe es al fin y al cabo, poner más entusiasmo en nuestro cometido y recurrir a nuestra «inspiración divina» cuanto antes para atarlo con éxito. Replanteamientos. Vocación que despierta.

Ilustraciones: Tarot del Renacimiento, Giorgio Trevisan, 1995. Lo Scarabeo

Tarot de Thot, Etteilla, 1970. Lo Scarabeo

 

Elige tu tirada aquí

El Sol

Elige tu tirada aquí


Aunque una persona no haya visto en su vida este Arcano Mayor; El Sol, la primera impresión que tendrá será positiva, ya que transmite alegría y amparo para cualquiera. Sin él, no podríamos vivir, sin su energía, no estaríamos aquí.  La Creación de toda la Naturaleza se alimenta del Sol, toda ella y todo lo que conocemos, dependen de él. El ser humano olvida, que mediante su acción imprudente y constante, hace interferencia en el equilibrio ecológico, rompiendo todas las cadenas evolutivas y destruyendo el sistema natural. Un vez leí en un libro, buenísimo por cierto, algo así como que «todo deporte de sangre embrutece el espíritu». Viniendo a decir que el hombre es el único animal que mata por placer, se desconecta de la ley natural y de la conciencia universal.

Al saltarse una suma de individuos las reglas del Logos, éstos llevarán a la destrucción a la humanidad entera. Con lo cual, puede hacerse una relación de este Arcano con los cambios brutales que llevan al planeta a un fin evidente, o no. En nuestra mano está, en nuestra benevolencia y ciencia, que evolucione y sobreviva.

Esos son los niños desnudos de esta imagen. El Sol les da toda su Luz, y les pide que que cuiden de todo aquello que se les ha dado, que transmitan bondad, paz y armonía. Ellos son la felicidad, se unen, se compenetran con los demás y con todos los Reinos de La Naturaleza. Por eso muchas veces esta bella ilustración alude a la cooperación. El Sol es vitalidad y salud, el espíritu presente en el ser humano, la iniciativa, la regeneración mental y la fertilidad. 

La concentración con este Arcano es una buena herramienta para cargarse de energía vital, de intentar curarse emocionalmente o de incluso enviarle a alguien sus rayos de luz. Es muy común en cualquier ejercicio de relajación guiada que se recurra a imaginar una «bola de luz blanca» que recorre todo tu cuerpo. Es una técnica muy fácil y sutil.

Si tienes la oportunidad de acudir a una zona verde en un día soleado, sinceramente creo que es lo más efectivo en relación a este ejercicio. 

Si prefieres hacerlo en casa, toma tus pautas de relajación habituales y trata de sentarte en conexión con la tierra, ya sea en una silla con los pies en el suelo o en posición de meditación acostumbrada. Siempre con la espalda recta y brazos sueltos, relajados, cómodos y flojos, apoyados en tus muslos. Cuando veas tu Carta del Sol, verás cómo sus lágrimas descienden sobre los niños y cada vez se vuelven más luminosas, cobran vida, se mueven, son reales. Los niños empiezan a reír y también hablan entre ellos, respiran, brillan, tienen vida. Únete al escenario tan atractivo, nota como el calor y la sequedad te impacta en las mejillas. Sitúate con los pequeños, ellos están casi sin ropa, no les hace falta, son seres espirituales y tú también lo eres. Despréndete de tu jersey, libérate y quédate de la forma más natural que te parezca en tu experiencia personal. Siéntete arropado/a, cómodo/a y a gusto. Estás en tu casa. Respira.

Ahora mira hacia arriba, el Sol te cuida, te nutre, siente como su calidez penetra en tu frente y cómo esa energía amorosa te lleva a un océano infinito de luz. Túmbate allí, nada en éĺ, vuela, pasea… lo que te apetezca. Recárgate y quédate allí el tiempo que quieras. Si quieres pedirle al Sol energía para alguien, es el momento. Recuerda que no está de más pedir por los demás, por una causa o por el planeta. Visualiza tu idea e imagina que se recarga todo su cuerpo a través de su aura con una energía amarilla dorada. Tú puedes sanar, pero si quieres enviarle energía, primero pide permiso, pregúntale en tu visualización si quiere que le ayudes. Si su respuesta es negativa despídete con cariño, quizás la próxima vez sea posible. Sino te habla, fíjate en sus gestos, y sino, en tu propia sensación.

Para salir, lleva la atención a tu respiración, y empieza a tomar contacto con los pies en el suelo, date cuenta de dónde tienes tus manos, siente tu cuerpo poco a poco. Cuando te sientas preparado/a, abre tus ojos y reflexiona si te sientes diferente, como si hubieses dormido un ratito y ahora estás más descansado/a.  Es bueno hacer este ejercicio a primera hora de la mañana, impregnarás a todo aquello que te rodee con tu brillo y, contagiarás tu actitud positiva, de colaboración y compenetración a todos los demás.

Ilustraciones: Tarot Cristal, Elisabetta Trevisan, 1995. Lo Scarabeo

Tarot Marsella

Elige tu tirada aquí

Los Enamorados

Elige tu tirada aquí

La Flecha de Cupido es el deseo. No se habla en este caso del deseo relacionado con las pasiones mundanas, sino con el amor que lleva a la elevación espiritual que está dentro de cada uno de nosotros. La Flecha, es la energía capaz de movilizar el Universo y el corazón de los hombres.

Cada día, desde que nos levantamos por la mañana empezamos a pensar en distribuir nuestras tareas, entramos en el automático y nos vamos dejando llevar por los acontecimientos. Sin darnos cuenta, estamos priorizando a cada rato, cada cosa que vamos a hacer. Estamos continuamente eligiendo, entre una cosa y la otra. Qué vamos a hacer primero, y qué vamos a hacer después de lo otro. Evidentemente no nos paramos mucho tiempo en pensar en cómo nos vamos a organizar con cosas sencillas, pero hay veces que debemos tomar un camino ,de dos opciones, que está por encima, y que condiciona en gran parte a las demás acciones que se mueven en nuestra vida. Elegir un lugar donde vivir, elegir un trabajo, una persona con la que compartir nuestros días, una carrera, etc

El Arcano de Los Enamorados es la Encrucijada, es la respuesta a la pregunta ¿Con qué me quedo? Es la elección más elevada . Se puede interpretar como el adolescente rozando la madurez que se va de casa dejando su vida con su madre para entregarse a una mujer.

Es la representación de Adán y Eva en el jardín del Edén. En el Tarot Rider quedan ilustrados como dos inocentes desnudos bajo la iluminación del Arcangel Rafael (podéis observarlo en más de una de las tiradas gratuitas expuestas). Detrás de Eva está el árbol del Bien y el Mal con su serpiente enroscada y detrás de Adán el Árbol de la Vida. Ellos pueden elegir libremente, lo que se explicaría como “obediencia y desobediencia” de la Ley Superior.

Esta carta representa el diálogo entre el consciente y el subconsciente. “ Se comunica, enseña” Se le vincula con el perfil de las personas que trabajan y se expresan con su voz, con la escritura, y  que son comunicativas. Saben hablar idiomas y son espontáneas y activas.

Una vez mencionados estos pequeños e interesantes detalles puedes practicar la meditación con este Arcano cuando veas que tienes que tomar una decisión o cuando necesites decirle a una persona amada todo lo que sientes, y poder entablar un diálogo con ella . Si esa persona no quiere relacionarse contigo no fuerces, podrías quedarte con una sensación triste y desagradable. Es un buen ejercicio para trabajar la comunicación e interiorizar dicha habilidad para que así en este plano seas capaz de hacerlo con más facilidad.

Ya conoces la imagen, mírala unos segundos más y entra en un estado de relajación y comodidad. Recurre a la respiración y la postura de loto, o similar, para conseguir un estado de relax más profundo. Imagínate en tamaño real en el jardín, en esa sala iluminada. Llama a la persona con la que te quieras comunicar, observa al fondo entre la luz del Sol a ver si viene. Si aparece, acércate, dile todo lo que le quieres, lo que le amas, todas las palabras que no le dices y que siempre piensas. Acaricia su cara, acércate más y confiésale tus miedos y temores, lo que te salga.

Compenétrate con él/ella desde tu corazón. Dale las gracias por acudir a tu llamada y escucha lo que te tenga que decir, recuerda que esta visualización es para dialogar, no para discutir. Si te hace algún gesto, su ropa, su aspecto, quédate con ello, observa bien. Siente como tu pecho se relaja y tu garganta se libera, has dicho todo lo que necesitabas. Abrázale y llenaros de luz. Sonríe, tu alma está ahora en paz. Abre los ojos y respira de manera amplia, con la parte alta de tu pecho. Ensancha tus pulmones y suelta por la boca desahogándote con el sonido «ahhh». Anota tu experiencia. 

Como carta del día quiere decirnos que nos decidamos con el corazón y nos unamos a una persona o proyecto.

Ilustraciones: Tarot Cristal, Elisabetta Trevisan, 1995. Lo Scarabeo

Tarot Marsella

Elige tu tirada aquí

El Diablo

Elige tu tirada aquí

El Diablo es un Arcano con el que se puede hacer un buen trabajo para romper con las limitaciones que podamos tener. No es necesario practicar su visualización periódicamente pero sí debemos estar pendientes de cuándo hay que trabajarla, pues tenemos mucha facilidad para caer en la envidia, la avaricia, la lujuria, la ira, la soberbia…

El ser humano está constantemente sometido a la dura prueba de ignorar la llamada del deseo. El hombre, en un principio, se mueve por los instintos de supervivencia. Más tarde, cuando la conciencia ha subido un escalón, aparecen las emociones, y tras ellas, los deseos. Nos movemos porque deseamos, es lo que nos estimula, sino, no haríamos nada. La gente hace algo porque va a recibir otra cosa a cambio, una recompensa, el premio. Hay fases en nuestra vida, en la que nos metemos en el entorno de esta carta, en el cual, todos los que en él habitan, se mueven solamente por los deseos extremos y exagerados volviéndose así en verdaderos esclavos.

No vemos más allá de lo que ansiamos conseguir y muchas veces hasta ni nos importa el daño que podamos estar haciendo a los demás o a nosotros mismos. El Diablo, macho cabrío, tiene en su mano derecha (más grande en proporción), el arma que aplasta toda resistencia sin misericordia. empuña la espada de la verdad recordando así su antigua condición de ángel.

diablo

Al igual que los diablillos de la lámina, nuestras cadenas se hacen mas gruesas cuanto mayor es el apego que tenemos. Sufrimos sin cesar anhelando siempre algo. El Diablo es hermafrodita, es autosuficiente y un ególatra.

Este Arcano es la esclavitud de la materia, de todo lo que se pueda percibir con los cinco sentidos y además engancha y hace que vuelvas a por más. Es la fuerte atracción, el magnetismo.

El Ego está disparado. Somos un ser dominado por nuestra personalidad descompensada. Todos poseemos las tres fuerzas de la personalidad: el conocimiento, el deseo, y la acción. Primero conocemos algo que nos atrae, lo deseamos y luego vamos a por ello. Si hacemos que estas tres fuerzas colaboren entre ellas y las conducimos a un mismo fin, el resultado será una fuerza brillante.

Prepárate para mirarte al espejo y encontrarte con el mismo Demonio, con tu lado más oscuro. Es tu sombra, y es parte de ti. Vas a a descender a los infiernos. Realiza tu práctica de relajación y concentración habitual (para ello siéntate en una silla o en el suelo en posición de loto y respira con el abdomen de forma amplia y consciente) y observa esta imagen. Después de mirarla unos minutos, cierra los ojos e imagina como te adentras en un ambiente caluroso, con un olor fuerte y cada vez te cuesta más respirar. Empiezas a escuchar gritos de placer, de miedo, de dolor, de pánico… te encuentras gente atada, desnuda, encadenada, desnutrida. Empiezas a observar y sus cadenas no están verdaderamente ancladas, otras hasta están rotas ¿Por qué permanece esta gente allí? ¿Qué les retiene?

De repente aparece el jefe, el Gran cornudo rojo con alas de murciélago, te seduce y te encadena sin llave por el cuello. Te lleva junto a sus dos esclavos, la mujer (mente inconsciente) y el hombre (mente consciente). Identifícate con el de tu sexo y toma su lugar. Empieza a pensar qué es lo que te está atando a tu situación actual, qué estás haciendo en contra de tus propias convicciones, de qué estás abusando, qué te controla, qué traumas se te repiten… Conoce tu lado más oscuro y cuando lo reconozcas aparta de ti la cadena que te han puesto e imagina como dentro de la oscuridad y los sollozos le quitas con tu mente las cadenas a todos los seres que están sometidos en ese lugar. Regala luz con tu mirada, libérate y libéralos de sus signos de brutalidad e ignorancia.

Empieza a respirar, el aire se vuelve más limpio,el olor más fresco y te acercas a la luz del presente con todos los demás. Despídete del demonio, a ese no le puedes echar tan fácilmente de allí, pero a ti que no te líe… El Diablo es la fuerza necesaria como el principio del mal para la evolución del ser humano.

Como Carta del día viene a decir que hay veces en la vida que actuamos de tal forma que parece que el diablo nos ha estado guiando. Hemos caído en tentaciones, en el camino fácil y dentro de nosotros sabemos que no hemos actuado bien. Dejemos de buscar culpables y mirémonos mejor a nosotros mismos.

Este Arcano puede indicar trastornos sexuales derivados de experiencias traumáticas en la niñez.

Ilustraciones: Tarot Marsella

Tarot Erótico, Luca Raimondo, 2000. Lo Scarabeo

 

Elige tu tirada aquí

La Luna

Elige tu tirada aquí

No puedo evitar sentir atracción y curiosidad cada vez que trabajo con el arcano de La Luna. Me entran las ganas de bajar a la noche, meterme en el agua e indagar en mis pensamientos y en mis sueños más profundos. Es una de las prácticas que más me ha hecho aprender de mí misma a lo largo del estudio. Me encanta sentirme cangrejo de vez en cuando y sumergirme en el estanque. Escucho al perro ladrar y al lobo aullar, como cuando estás con la cabeza sumergida en la bañera y escuchas que te están llamando. Coquetea con esa sensación de vacío en los oídos que hace que el silencio vibre.

luna

Para Meditar con La Luna, el espacio será la cama. Esta vez no vamos a utilizar nuestra mesa de trabajo, sino el lugar donde dormimos, pues este arcano, es la llave de nuestros sueños y la visualización será la puerta, el principio de nuestra noche de descanso. No siempre nos acordamos de lo que soñamos, y si recordamos algo, probablemente no sea ni la mitad de lo que hemos vivido dormidos. Vamos a pedir a nuestra carta de La Luna que nos regale unos sueños felices, que nos sane , y que al día siguiente nos permita recordar, al menos, lo más importante para poder anotarlo en nuestro cuaderno.

Una vez cómodamente en la cama, con una luz tenue que te capacite para ver levemente la imagen, harás unas respiraciones abdominales para relajarte. Observa bien la carta, empieza por el lago, vas a tomar el lugar del cangrejo.

Siente el agua fresca y limpia, asoma la cabeza y observa la noche, la hierba, la luz de La Luna ilumina tu camino y te animas a salir del agua, camina hacia la superficie sin miedo, muéstrate tal como eres. El perro y el lobo están ladrando, aullando, pero no te molestan. Camina hacia la fuente de luz y mira tu cuerpo. Estás desnudo y lleno de brillo, los rayos de La Luna te iluminan, te sanan. Si tienes algún dolor, fija tu mirada en la zona y observa como las lágrimas de La Luna lo cubren y el dolor va desapareciendo. Es el momento de aprovechar para eliminar toda carga negativa que pueda haber en ti. Siente las plantas de tus pies descalzos sobre la hierba, y permite que se vaya toda negatividad  a través de ellas.

Después quédate en medio de las dos torres, están sobre un suelo desigual, son ilusorias, ahora vas a liberar todo lo que te pueda hacer daño por dentro. La angustia y decepciones acumuladas que puedas sufrir son un espejismo, no son tan reales, simplemente están en tu mente. También somos lo que pensamos, así que, si calmas tu mente por unos segundos, también perderán fuerza esos pensamientos tan angustiosos y dejarán de molestarte, déjalos pasar, no te identifiques y siente el alivio.

Libérate, cierra los ojos. Proyéctate dentro de La Luna. Descansa y sueña.

Esta práctica desarrolla la capacidad para programar y controlar tus sueños. Ejercita tu propia técnica con esta guía. Realízala siempre que quieras. También existen técnicas de visualización con este arcano para trabajar la Proyección Astral. 

Es importante mencionar que El Lago en esta lámina tiene mucha importancia, según los egipcios, es el ojo de La Tierra por el cual los que habitan en el submundo pueden ver qué hacen los hombres vivos. Es una puerta, un espejo. Para ellos, el océano, el mar, las superficies de agua en general, simbolizan lo misterioso, lo escondido, lo que está oculto. La Luna es la feminidad, la matriz y es el paso al más allá, a otros planos. 

nut

Es necesario para mi hacer referencia a la Diosa Nut, el origen de la divinidad para los egipcios:

Representa el universo físico, la bóveda celeste y , como tal, figura con los astros navegantes en el interior de su cuerpo. Ella se tragaba cada noche a Ra y éste recorría su cuerpo; por la mañana aparecía el sol completamente renacido en forma de escarabajo o niño, después de que la diosa le hubiera dado a luz. En este aspecto puede ser representada dos veces, una como cielo diurno y otra como el nocturno. “

Bajo el aspecto funerario, al igual que daba a luz al sol, también hacía renacer a los difuntos y les acogía en el Más Allá. Fue una de las deidades a la que se encomendaban los finados.”

Fragmento de El Libro De Los Muertos egipcio.

Ilustraciones: Tarot de Los Secretos, Marco Nizzoli, 1997. Lo Scarabeo

Tarot Marsella

 

Elige tu tirada aquí