Equilibrio de Chakras

Elige tu tirada aquí

Ejercicio diario de conciencia de chakras

Este es un ejercicio para que la energía fluya a través de nuestros chakras de forma natural y sin bloqueos, tomando conciencia de que están ahí. No quiero que se confunda con un ejercicio para el despertar la energía Kundalini, tema amplísimo, ancestral y muy interesante. Desde la antiguedad, el despertar de esa energía ha sido la meta del hombre; de hecho, se tienen que dar muchos factores para que ésta se mueva: sobre todo, mucha práctica y trabajo a partir de una base correcta; lo primordial es analizar desde dónde se hace, es decir, con qué intención; debe ser desde una actitud de renuncia. Desear un bello y joven cuerpo físico, una mente lúcida y clarividente, o directamente poderes paranormales interfieren y obstaculizan el verdadero propósito. Los esfuerzos empleados en la meditación y métodos específicos para esta “activación de la energía” mencionada, sin la condición de desapego, están predestinados al fracaso.

Pretender despertar La Kundalini, que está enroscada y dormida en nuestro primer chakra (cóccix) sin una preparación para el alma (compasiva) y el cuerpo físico (que haga como vehículo limpio) es una pérdida de tiempo. Se necesitan muchas vidas para llevar esta energía de manera controlada al séptimo chakra (corona) y expandirla alcanzando así, el estado de “iluminación”. Aquel que lo consigue por las vías “correctas”, absteniéndose de recursos materiales externos como sustancias químicas, por ejemplo, seguramente viene con una práctica y aprendizaje acumulados en su alma durante experiencias previas vitales.

El que se disponga a hacer este ejercicio matutino, deberá estar libre de toda expectativa, y lo tomará como una práctica de visualización del color y del lugar correspondiente a cada uno de los siete chakras principales en nuestro cuerpo astral. Se da por hecho, que el practicante tiene unas nociones básicas sobre el tema y acepta la existencia de estas ruedas de energía que influyen en todos nuestros cuerpos y por lo tanto, en todo el organismo.

Llevar la atención a una zona específica del cuerpo, ayuda a sentir ese lugar en concreto sin tener que esperar a que “nos duela” para saber que está ahí. En la mañana, acudiremos al espacio en el que realizamos nuestras prácticas meditativas, y sino, un lugar tranquilo. Siempre en postura cómoda, llegado a un estado de calma mental, vas a conectar con la energía de tus chakras, es decir, con tu energía.

  1. El primer chakra está en el perineo, es rojo y su nombre es Muladhara. Éste te conecta con La Tierra y va hacia abajo. Es el chakra raíz. Pon toda tu atención en esa zona que está entre el ano y el comienzo del aparato reproductor y siente allí una espiral roja que avanza hacia el suelo, arraigándose y viceversa, uniéndote con el planeta. Imagina como la espiral se mueve lentamente al ritmo de tu respiración, asciende y desciende, y quédate allí un minuto.

  2. El segundo chakra está en la zona lumbar baja, en el sacro, es naranja y su nombre es Svadishthana. Ahora la espiral se formará a partir de su esfera naranja, hacia delante. Dibujaremos mentalmente otra espiral en la salida, hacia atrás. Una vez alcanzadas las dos imágenes mentales, las uniremos en movimiento suave y  empezaremos a sentir como una única espiral que danza al ritmo de la respiración, percibiendo como la energía naranja entra y sale atravesando esa zona baja vientre/ espalda lumbar. Quédate allí otro minuto.

  3. El tercer chakra está en la boca del estómago, es amarillo y su nombre es Manipura. La espiral parte de ahí y también lo atraviesa. Pon la atención en el lugar, siente la luz amarilla radiante y experimenta con la espiral entrando y saliendo en un movimiento armonioso en el plexo solar, como en los dos chakras anteriores. Permanece un minuto.

  4. El Cuarto chakra está en el pecho, es verde y su nombre es Anahata. Siente a la altura del corazón como un rayo verde lo invade y nacen ahora dos espirales verdes, una hacia delante de ti y otra por detrás de tu espalda, hasta convertirse en una donde fluye todo el amor. Percíbelo a la altura de tu corazón y disfruta de la entrada y salida de la luz de color al compás de tu respiración. Plena atención durante un minuto.

  5. EL Quinto chakra está en la garganta, es azul cielo/algo turquesa, y su nombre es Vishuddha. Vuelve a construir las espirales del color correspondiente entrando y saliendo por la garganta, sintiendo un ligero cosquilleo, abriéndote las cuerdas vocales y notando una sensación de apertura y alivio en la zona. 

  6. El Sexto chakra está en el entrecejo, es azul índigo, como el océano en la noche, y su nombre es Ajna. Lleva el color esférico entre las cejas, un poco más arriba y siente un agujero del que sale una espiral de ese color hacia delante y otro hacia atrás de tu cabeza. Quédate un minuto con plena atención.

  7. El Séptimo chakra se posa sobre la coronilla, es morado violeta y su nombre es Sahasrara. Toda tu concentración se sienta sobre tu cabeza. De repente empieza a abrirse un remolino que origina una espiral lila y sube hacia el techo del habitáculo, traspasa el tejado, se une al cielo, a las estrellas y al cosmos en general. Después de disfrutar tu minuto ahí, vuelve a recordar tu espiral en el primer chakra, y dibuja un remolino más estrecho que desde el núcleo de La Tierra atraviesa todos tus chakras por la médula espinal, la columna vertebral y asciende a lo más alto. Quédate el tiempo necesario con esa sensación de integridad y armonía tres minutos y abandona la práctica, volviendo a tu estado natural, relajado y en perfecto equilibrio para afrontar el nuevo día que se presenta para ti.

Agradece esta experiencia y recuerda,  si tú estás san@ y vibras alto, impregnarás a los demás con tu brillo. Somos luz.

Otra práctica más que nos ayuda a fluir, y también, como preparatoria para nuestros trabajos con Tarot

Elige tu tirada aquí

Postura de Loto

Elige tu tirada aquí

En todas las visualizaciones con los Arcanos Mayores del Tarot que he expuesto en este blog, indico que es recomendable adoptar una postura sentada, puede ser en una silla o en el suelo. En el caso de sentarse en el suelo, siempre hablo de la postura de loto o padmasana (en sánscrito). Es una postura muy conocida, pero por si acaso, explico aquí cómo hacerla correctamente. Ante todo ropa cómoda y temperatura ambiente confortable. 

Primero, sentados en el suelo con las piernas estiradas, flexionaremos la pierna izquierda y posaremos el pie izquierdo sobre el muslo derecho. Es bueno inclinarse un poco hacia atrás para posar ahora el pie derecho sobre el muslo izquierdo, así la pierna será un poco más flexible. Los talones estarán a ambos lados del ombligo y las rodillas estarán alineadas apoyadas en el suelo. Se trata de conseguir que la espalda esté recta de una forma natural, se aconseja el uso de un cojín sobre el que sentarse para elevar. Si se nota cierta incomodidad en los tobillos o rodillas o cualquier mínima tensión, abandonar el intento para evitar posibles lesiones.

Una alternativa fácil e igual de efectiva para nuestro cometido, es cruzar los tobillos y dejarlos en el suelo sin necesidad de que las rodillas lo toquen, es la postura fácil o sukhasana (en sánscrito). La espalda se mantendrá erguida como si quisiese crecer hasta el cielo, no arquear la zona lumbar haciendo una ligera presión consciente en la zona pélvica para evitar curvaturas indeseadas. Después de unas rotaciones lentas de los hombros con movimientos hacia delante y hacia atrás,  relajaremos los brazos colocando nuestras manos sobre las rodillas hacia arriba o hacia abajo, o con un mudra conocido para la práctica (en sánscrito indica la posición de las manos y de los dedos de una estatua como hacen las divinidades de las religiones hinduístas y budistas; un ejemplo es tocar el dedo índice y pulgar de cada mano, y mantener el cierre hacia arriba o hacia abajo con las muñecas relajadas). La cabeza siempre deberá estar recta con la nuca estirada, sin arrugarla, y la barbilla inclinada ligeramente hacia el pecho para que la columna esté lo más vertical posible. Utilizar un cojín sobre que sentarse es de gran ayuda, pues las caderas deben estar a la altura de las rodillas, y no éstas más elevadas porque provoca molestias y cargas indeseadas.

La simetría perfecta de nuestro cuerpo ayuda a que la energía fluya mejor, favorece la concentración y la fijación de la atención en la respiración, la visualización o cualquier órgano, zona o centro energético del cuerpo.  Para salir de la postura hacerlo lentamente, sin prisa y ayudando con las manos si es necesario para retirar el posicionamiento de los pies y las rodillas. Hacer unos movimientos suaves con las articulaciones y levantarse siempre de lado y despacio.

Elige tu tirada aquí

Los Enamorados

Elige tu tirada aquí

La Flecha de Cupido es el deseo. No se habla en este caso del deseo relacionado con las pasiones mundanas, sino con el amor que lleva a la elevación espiritual que está dentro de cada uno de nosotros. La Flecha, es la energía capaz de movilizar el Universo y el corazón de los hombres.

Cada día, desde que nos levantamos por la mañana empezamos a pensar en distribuir nuestras tareas, entramos en el automático y nos vamos dejando llevar por los acontecimientos. Sin darnos cuenta, estamos priorizando a cada rato, cada cosa que vamos a hacer. Estamos continuamente eligiendo, entre una cosa y la otra. Qué vamos a hacer primero, y qué vamos a hacer después de lo otro. Evidentemente no nos paramos mucho tiempo en pensar en cómo nos vamos a organizar con cosas sencillas, pero hay veces que debemos tomar un camino ,de dos opciones, que está por encima, y que condiciona en gran parte a las demás acciones que se mueven en nuestra vida. Elegir un lugar donde vivir, elegir un trabajo, una persona con la que compartir nuestros días, una carrera, etc

El Arcano de Los Enamorados es la Encrucijada, es la respuesta a la pregunta ¿Con qué me quedo? Es la elección más elevada . Se puede interpretar como el adolescente rozando la madurez que se va de casa dejando su vida con su madre para entregarse a una mujer.

Es la representación de Adán y Eva en el jardín del Edén. En el Tarot Rider quedan ilustrados como dos inocentes desnudos bajo la iluminación del Arcangel Rafael (podéis observarlo en más de una de las tiradas gratuitas expuestas). Detrás de Eva está el árbol del Bien y el Mal con su serpiente enroscada y detrás de Adán el Árbol de la Vida. Ellos pueden elegir libremente, lo que se explicaría como “obediencia y desobediencia” de la Ley Superior.

Esta carta representa el diálogo entre el consciente y el subconsciente. “ Se comunica, enseña” Se le vincula con el perfil de las personas que trabajan y se expresan con su voz, con la escritura, y  que son comunicativas. Saben hablar idiomas y son espontáneas y activas.

Una vez mencionados estos pequeños e interesantes detalles puedes practicar la meditación con este Arcano cuando veas que tienes que tomar una decisión o cuando necesites decirle a una persona amada todo lo que sientes, y poder entablar un diálogo con ella . Si esa persona no quiere relacionarse contigo no fuerces, podrías quedarte con una sensación triste y desagradable. Es un buen ejercicio para trabajar la comunicación e interiorizar dicha habilidad para que así en este plano seas capaz de hacerlo con más facilidad.

Ya conoces la imagen, mírala unos segundos más y entra en un estado de relajación y comodidad. Recurre a la respiración y la postura de loto, o similar, para conseguir un estado de relax más profundo. Imagínate en tamaño real en el jardín, en esa sala iluminada. Llama a la persona con la que te quieras comunicar, observa al fondo entre la luz del Sol a ver si viene. Si aparece, acércate, dile todo lo que le quieres, lo que le amas, todas las palabras que no le dices y que siempre piensas. Acaricia su cara, acércate más y confiésale tus miedos y temores, lo que te salga.

Compenétrate con él/ella desde tu corazón. Dale las gracias por acudir a tu llamada y escucha lo que te tenga que decir, recuerda que esta visualización es para dialogar, no para discutir. Si te hace algún gesto, su ropa, su aspecto, quédate con ello, observa bien. Siente como tu pecho se relaja y tu garganta se libera, has dicho todo lo que necesitabas. Abrázale y llenaros de luz. Sonríe, tu alma está ahora en paz. Abre los ojos y respira de manera amplia, con la parte alta de tu pecho. Ensancha tus pulmones y suelta por la boca desahogándote con el sonido “ahhh”. Anota tu experiencia. 

Como carta del día quiere decirnos que nos decidamos con el corazón y nos unamos a una persona o proyecto.

Ilustraciones: Tarot Cristal, Elisabetta Trevisan, 1995. Lo Scarabeo

Tarot Marsella

Elige tu tirada aquí

Respiración Abdominal

Elige tu tirada aquí

La respiración abdominal es una respiración sencilla y sobre todo, muy útil. Es bueno recurrir a ella cuando nos encontramos en un estado de incomodidad, estrés y agitación mental. Es una técnica fácil, al poco de empezar a practicarla el organismo la interioriza muy bien y se adapta fenomenal al movimiento.

Se recomienda hacerla en una posición tumbada. Utilizaremos como puertas de entrada y salida del aire las fosas nasales. Para dormir, para conciliar el sueño es muy eficaz. Se trata de recoger todo el aire en el abdomen, sin mover la caja torácica. Coge el aire expandiendo el vientre hacia arriba, hinchándolo. Cuenta hasta tres mientras sientes que tu vientre se dirige hacia el cielo. Haz una retención de seis segundos y expulsa suavemente y contando hasta seis de nuevo y siente como la zona abdominal se encoge y se contrae. Sitúa una de tus manos para percibir el movimiento y hazlo cada vez más fluído en las series de repetición. Intenta que cada vez sean más lentas y date cuenta que tu ritmo cardíaco se va regulando.

Puedes visualizar una bola de luz en tu tripa cada vez que la llenas de aire y percibe como invade todo tu cuerpo relajándolo. Aumentarás tu bienestar general. Realiza este ejercicio las veces que creas oportuno. Observa tu estado después de finalizarlo y siente sus beneficios. 

Elige tu tirada aquí

Respiración I

Elige tu tirada aquí

Antes de entrar en contacto con nuestras cartas del Tarot, y sobre todo, formular nuestras preguntas, es muy importante “habilitar” el espacio, pero sobre todo lo más importante es nuestra actitud, que deberá ser siempre positiva.

Nuestro estado físico y mental es fundamental. Debemos estar relajados y con la mente en el aquí y el ahora. Para ello, la herramienta perfecta es un buen ejercicio de respiración.

El aire introducido por la boca no tiene fuerza ni energía suficiente. Existe, entre otras cosas, para actuar en los casos en los que la nariz no funciona (cuando estamos resfriados, por ejemplo), y el aire recibido no nos “alimenta” igual.

Utiliza la nariz en todo el proceso para realizar esta práctica:

Una vez sentado y con la espalda recta cómodamente, lleva la atención a tu abdomen y escucha el ritmo de tu respiración. Pon la mano sobre tu vientre, ahora toma aire sin elevar la caja torácica, llena únicamente tu abdomen inflándolo como si fuese un globo. Expulsa el aire con lentitud, afloja la zona. Siente como se mueve tu mano al inhalar y exhalar. Haz cinco series lentamente controlando el movimiento acorde a la respiración.

Ahora relaja el abdomen y retira tu mano. Practica la respiración alta. En ésta intervienen la parte alta de los pulmones, los hombros y las clavículas. Expande tu pecho al inspirar y  encógelo, disfruta del movimiento. Haz cinco series también lentamente con la atención puesta en esta zona.

Una vez experimentado estas dos fases por separado, vas a unirlas de la siguiente manera:

Inspira desde el abdomen y cúrvalo un poco para abrir las costillas inferiores con la parte media del tórax (respiración intercostal). Abre tu pecho abriéndolo bien para hacer que llegue todo el aire que quepa en los pulmones y reparte la inspiración a toda la caja torácica . No tengas prisa en soltar el aire, intenta sentirlo dentro de ti unos instantes y exhala desde el pecho, bajando por la zona media y abdomen al final. Siempre exhalaciones lentas.

Practica esta respiración completa el tiempo que creas conveniente. Recuerda, siempre con la atención puesta en ella desde que entra por tus fosas nasales hasta que sueltas. Siente que el aire llega y nutre a todas las células de tu cuerpo.

¿Has conseguido lograr una actitud de calma y sosiego? Cuanto más centrados estemos a la hora de estudiar los naipes mucho mejor. Los problemas y sucesos de nuestra vida que se repiten en nuestra cabeza hay que dejarlos fuera de nuestra relación con las imágenes para estar más receptivos.

Con esta práctica el diafragma funciona regularmente y masajea los órganos de la cavidad abdominal. Esta respiración pone a funcionar todo el aparato respiratorio.

Elige tu tirada aquí