Respiración I

Elige tu tirada aquí

Antes de entrar en contacto con nuestras cartas del Tarot, y sobre todo, formular nuestras preguntas, es muy importante “habilitar” el espacio, pero sobre todo lo más importante es nuestra actitud, que deberá ser siempre positiva.

Nuestro estado físico y mental es fundamental. Debemos estar relajados y con la mente en el aquí y el ahora. Para ello, la herramienta perfecta es un buen ejercicio de respiración.

El aire introducido por la boca no tiene fuerza ni energía suficiente. Existe, entre otras cosas, para actuar en los casos en los que la nariz no funciona (cuando estamos resfriados, por ejemplo), y el aire recibido no nos “alimenta” igual.

Utiliza la nariz en todo el proceso para realizar esta práctica:

Una vez sentado y con la espalda recta cómodamente, lleva la atención a tu abdomen y escucha el ritmo de tu respiración. Pon la mano sobre tu vientre, ahora toma aire sin elevar la caja torácica, llena únicamente tu abdomen inflándolo como si fuese un globo. Expulsa el aire con lentitud, afloja la zona. Siente como se mueve tu mano al inhalar y exhalar. Haz cinco series lentamente controlando el movimiento acorde a la respiración.

Ahora relaja el abdomen y retira tu mano. Practica la respiración alta. En ésta intervienen la parte alta de los pulmones, los hombros y las clavículas. Expande tu pecho al inspirar y  encógelo, disfruta del movimiento. Haz cinco series también lentamente con la atención puesta en esta zona.

Una vez experimentado estas dos fases por separado, vas a unirlas de la siguiente manera:

Inspira desde el abdomen y cúrvalo un poco para abrir las costillas inferiores con la parte media del tórax (respiración intercostal). Abre tu pecho abriéndolo bien para hacer que llegue todo el aire que quepa en los pulmones y reparte la inspiración a toda la caja torácica . No tengas prisa en soltar el aire, intenta sentirlo dentro de ti unos instantes y exhala desde el pecho, bajando por la zona media y abdomen al final. Siempre exhalaciones lentas.

Practica esta respiración completa el tiempo que creas conveniente. Recuerda, siempre con la atención puesta en ella desde que entra por tus fosas nasales hasta que sueltas. Siente que el aire llega y nutre a todas las células de tu cuerpo.

¿Has conseguido lograr una actitud de calma y sosiego? Cuanto más centrados estemos a la hora de estudiar los naipes mucho mejor. Los problemas y sucesos de nuestra vida que se repiten en nuestra cabeza hay que dejarlos fuera de nuestra relación con las imágenes para estar más receptivos.

Con esta práctica el diafragma funciona regularmente y masajea los órganos de la cavidad abdominal. Esta respiración pone a funcionar todo el aparato respiratorio.

Elige tu tirada aquí

11 comentarios en “Respiración I

  1. Pingback: El Sol - Anandani
  2. Pingback: El Mago - Anandani

Deja un comentario